CPFF.- PSOE andaluz dice que el plan de reequilibrio ratifica que "otro modelo es posible sin tocar servicios"

El Portavoz Del Grupo Socialista En El Parlamento De Andalucía, Mario Jiménez.
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 15:34:12 CET

HUELVA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo socialista en el Parlamento de Andalucía, Mario Jiménez, destaca que el Plan Económico Financiero de Reequilibrio 2012-2014 elaborado por el Gobierno andaluz y que ha sido aprobado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ratifica ante el Gobierno central que "otro modelo es posible sin tocar los servicios públicos ni el empleo público".

En rueda de prensa en Huelva, Jiménez ha asegurado que, con este plan, Andalucía ha logrado preservar "los servicios públicos esenciales, es decir, educación y sanidad, y que tampoco se produjera ningún despido de empleados públicos.

En esta misma línea, el dirigente socialista ha resaltado que el Ejecutivo "ha reconocido que en Andalucía se lleva a cabo una planificación de las cuentas coherentes y sin tocar los servicios públicos".

A juicio, la Junta de Andalucía presentó "un documento bien elaborado" y que cumplía con el recorte de 1.700 millones de euros "impuesto con la firma" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que cuenta con "el aval" del presidente del PP-A, Javier Arenas. No obstante, el socialista ha dejado claro que la propuesta de Andalucía pone de relieve que "hay otra manera de hacer las cosas".

Por ello, ha comparado el modelo del Gobierno central con el andaluz y ha contrastado "el copago frente a la subasta de medicamentos o el aumento de la ratio en las aulas frente a la voluntad de la Junta de mantener la ratio actual".

"COMPRENSIÓN" A LOS FUNCIONARIOS

Por su parte, el portavoz parlamentario ha pedido "comprensión" a los empleados públicos, ya que, pese a que no se llevarán a cabo despidos, según ha reconocido, con la bajada de retribuciones se les está pidiendo un "enorme sacrificio" a los funcionarios y, sobre todo a los interinos, pero se hace para "no tener que despedir a nadie y además no se tocan los salarios base". Sin embargo, ante esto, ha lamentado la postura de un sindicato "amarillo", el cual está "gritando" porque hubieran preferido, en su opinión, que "no se hubieran tocado las pagas extras y sí se hubieran producido despidos".

De este modo, ha subrayado que "el Gobierno ratificó este jueves en el CPFF que otro modelo es posible y que se puede hacer una planificación coherente sin tocar los servicios públicos, el empleo público y sin hacer privatizaciones".

Finalmente preguntado por cómo se llevarán a cabo las modificaciones parciales del plan, que ha aceptado la Junta de Andalucía, Jiménez ha apuntado que en "los próximos días" el Gobierno andaluz "dictaminará" las medidas, aunque se mantendrá la línea actual de "no tocar los servicios públicos".