Delgado culpa al PP del atasco de juzgados en cláusula suelo y anuncia medidas para que los bancos no dilaten los pagos

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, comparece en la Comisión de Justicia d
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 24/10/2018 16:52:55CET

La ministra estudia una reforma normativa para fomentar la vía extrajudicial e imponer intereses sancionadores

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha culpado este miércoles en el Congreso de los Diputados al anterior Gobierno, el de Mariano Rajoy, del colapso que sufren los juzgados especializados en cláusulas suelo y ha anunciado medidas normativas para impedir que los bancos dilaten los pagos a los clientes.

Así se ha manifestado la ministra durante la sesión al control al Gobierno ante la pregunta formulada por la diputada de Esquerra Republicana (ERC) Carolina Telechea sobre las acciones que el Ejecutivo tiene previstas ante tal situación de los juzgados uniprovinciales creados para hacer frente a la avalancha de procedimientos relacionados con las demandas de cláusulas suelo. Una cuestión que Delgado ha agradecido que haga y sobre la que ha pedido que "cunda el ejemplo", en referencia al PP, al que ha acusado en una ocasión anterior de hacer "debates falsos".

"Hablamos de un problema que afecta a miles de familias" y, por ello, según ha explicado, desde el Ministerio se está trabajando para reforzar dichos juzgados y para introducir medidas normativas. Sobre el refuerzo, ha indicado que como "medida paliativa" se han nombrado 150 jueces más para que se encarguen de estudiar estos asuntos y a 120 Letrados de la Administración de Justicia.

En cuanto a las reformas normativas, que ha calificado como "medidas de carácter preventivo", ha apostillado que se pretende introducir mecanismos que fomenten la resolución a través de la vía extrajudicial, así como imponer intereses sancionadores para "impedir que los bancos acudan al procedimiento judicial para dilatar los pagos".

UN PLAN QUE NO SE EVALUÓ "DEBIDAMENTE"

"Es evidente que una avalancha de más de 250.000 procedimientos civiles ordinarios tiene un impacto en el tiempo de respuesta de los tribunales y se ha creado un cuello botella", ya que, según ha indicado, la decisión de especialización de juzgado "no fue debidamente evaluada porque se dio café para todo el mundo sin tener en cuenta la diferencia que había entre distintos territorios".

Así, en este sentido ha coincidido con Telechea sobre la mala situación en la que se encuentran estos juzgado y ha responsabilizado de ello al Gobierno de Mariano Rajoy, que era el que estaba el 1 de junio de 2017 cuando se puso en marcha el plan de urgencia para hacer frente a la previsible carga de trabajo en esta materia, por su "incumplimiento absoluto en el deber del ejercicio que tenía".

Por su parte, la de ERC que ha puesto de ejemplo el juzgado de Barcelona encargado de tramitar los procedimientos por cláusulas suelo que está "saturado", mientras que los "bancos se van de rositas" y ha sacado a colación la reciente polémica abierta tras la decisión del Tribunal Supremo de dejar en el aire quién debe asumir el impuesto de las hipotecas, si los clientes o las entidades financieras, después de que seis magistrados acordasen el jueves pasado que era una obligación de los bancos.

"LLAMADITA" DE LOS BANCOS

Según ha dicho, este hecho ocurrió tras "una llamadita porque los bancos son nuestros amiguitos y se vuelve a favorecer a la banca frente al ciudadano". "¿Dónde está la independencia judicial?", ha añadido.

Así, ha recordado que el comunicado emitido por el presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Luis María Díez-Picazo, en el que anunciaba la convocatoria de un Pleno --que se celebrará el próximo 5 de noviembre-- para estudiar este caso afirmaba que se trataba de un asunto con una "enorme repercusión económica y social". "El 'procés' también tiene un impacto social, ¿entonces el Supremo también lo va a paralizar?", ha ironizado en referencia a la causa abierta en el alto tribunal, a la espera de conocer la fecha próxima para la celebración del juicio.