Delgado, al PP: "Compiten la derecha, la extrema derecha, la extrema-extrema derecha y ponen en peligro la convivencia"

410069.1.644.368.20181009175404
Vídeo de la noticia
Publicado 09/10/2018 17:54:04CET

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha acusado este martes al PP de "poner en peligro la convivencia" al competir "la derecha, la extrema derecha y la extrema-extrema derecha", en alusión a la fragmentación de este espacio político en tres tras la demostración de fuerza de Vox en su acto de partido del pasado domingo.

Así lo ha manifestado Delgado, durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta, en respuesta a la pregunta del senador del PP Joaquín Ramírez, quien ha denunciado que algunos miembros del Ejecutivo de Pedro Sánchez han presionado al Tribunal Supremo al manifestar que los políticos imputados por el 'procés' no deberían estar en prisión provisional.

La responsable de Justicia ha achacado estas palabras del senador a que "están compitiendo la derecha, la extrema derecha y la extrema-extrema derecha", lo cual, a su juicio, "pone en peligro la convivencia"; al contrario que el Gobierno socialista, que "lo que intenta es tener una convivencia pacífica".

Ramírez había dicho a la ministra que un Gobierno o sus miembros pueden tener una opinión, pero considera que es "irresponsable, inadecuado y hasta vergonzoso indicar caminos cautelares y procesales cuando un tribunal ha de sustanciarlo". "Intentar influir es incalificable si su autor es miembro del Ejecutivo", ha recalcado.

Para el senador 'popular', las opiniones sobre los políticos presos efectuadas por, entre otros, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y la delegada del Ejecutivo en Cataluña, Teresa Cunillera, son una "falta de decencia intelectual", por lo que ha pedido "limpieza y la debida prudencia".

REBAJAR EL TONO

Sin embargo, Delgado ha respondido a Ramírez que "confunde" las manifestaciones de los ministros sobre los procesados con afirmaciones que lo que intentaban era "bajar el tono de la conversación".

En este sentido, ha asegurado que el Gobierno "jamás ha presionado ni al Poder Judicial ni a la Fiscalía". "Jamás lo ha hecho y jamás lo hará. Porque estamos por la regeneración democrática de las instituciones. El Gobierno socialista es decente, ni más ni menos", ha explicado.

En cambio, Delgado ha dicho que el PP sí presionó a los tribunales cuando el ahora portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, "arremetió contra los jueces de la Gürtel", o cuando el partido emitió un comunicado crítico con la citación del expresidente Mariano Rajoy como testigo en el juicio de la trama liderada por Francisco Correa.

"Un comunicado que me da vergüenza, me sonrojo de leer las cosas que decían del tribunal", ha afirmado Delgado, que también ha recordado a los 'populares' la información publicada por 'eldiario.es' según la cual Carmen Sánchez Cortes, secretaria de Estado de Justicia con Rafael Catalá, llamó a la juez del caso máster para preguntarle si iba a pedir al Supremo la imputación del nuevo líder de PP, Pablo Casado.

"Eso es presionar, eso es intentar obtener respuestas que este gobierno jamás ha hecho y jamás hará. Porque estamos por la regeneración democrática de las instituciones. El gobierno socialista es decente, ni más ni menos.