Actualizado 14/03/2012 20:57 CET

Desestimado recurso de Cámara de Comercio de Guadalajara contra la anterior dirección por compra de Medicina Deportiva

Juan José Cercadillo Cámara Comercio Guadalajara
CÁMAR DE COMERCIO

GUADALAJARA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Guadalajara ha confirmado la decisión del Juzgado de Instrucción número 3 de Guadalajara que desestima una querella interpuesta por la actual Cámara de Comercio contra la anterior dirección de la entidad, a la que acusaban de presuntas irregularidades en el proceso de compra de el sociedad Medicina Deportiva de Guadalajara.

La compra de esta sociedad, realizada en noviembre de 2009, ha derivado en el embargo provisional de las cuentas y de la sede de la Cámara por parte de un juzgado de la capital alcarreña, después de que la entidad no haya hecho efectivo el pago acordado a los anteriores propietarios, José Sevilla y Carlos Navarro.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, desestima de esta manera el segundo recurso de apelación interpuesto por Cámara, confirmando íntegramente la resolución recurrida del Juzgado de Instrucción y Primero Instancia número 3 de Guadalajara del pasado 6 de junio de 2011 por la cual se decretaba el sobreseimiento de una querella interpuesta por la actual Junta Directiva por presuntas irregularidades en el proceso de compra de la sociedad.

La Audiencia Provincial considera en su sentencia que "es evidente" que en la visión conjunta de los hechos denunciados por parte de la actual directiva de la Cámara "difícilmente se puede inferir relevancia criminal", ya que el núcleo de la cuestión es la compra de una empresa para hacerse con el inmueble de su propiedad con la finalidad de construir un centro de formación "que sí fue correctamente aprobado por la Junta de la Cámara".

La resolución añade que, a la vista de los hechos en los que se basa la querella y a los que se pretende dotar de relevancia penal, "es muy difícil entender la responsabilidad criminal" ya que los hechos denunciados "no son por sí solos ilícitos penalmente".

La resolución del Juzgado de Instrucción número 3 de Guadalajara confirmado ahora por la Audiencia provincial consideraba sobre la compra de la sociedad que "es muy difícil atribuir responsabilidad criminal por una actuación desarrollada en un contexto tan vago".

OBRAS COMÁN

La querella a la que da validez la sentencia de la Audiencia Provincial recoge además que en junio de 2009 la Cámara de Comercio suscribió un contrato con la empresa de reformas Obras Comán para acometer obras en el local propiedad de Medicina Deportiva y acondicionarlo como centro de formación. En su queja, la actual directiva argumentó que el representante legal de la empresa contratada para acometer la reforma, Javier Heredia, era además miembro del Comité Ejecutivo de la institución cameral, "lo que suponía una violación de la normativa de incompatibilidades.

Ante esta queja, La Audiencia alcarreña considera que, si efectivamente se han cometido irregularidades administrativas, "no es la vía penal a la que debe acudirse", y da la razón a la primera sentencia recurrida donde el tribunal expresó que dichas obras "se realizaron en condiciones económicas favorables para la Cámara" según un informe de tasación elaborado por la entidad TINSA.

Además, "para que esta imputación goce de ciertos visos de verosimilitud", la sentencia ahora reprobada por la Audiencia argumenta que "hace falta una mínima acreditación de que la operación se hizo en perjuicio de la sociedad, y esto no está nada claro".

QUEJAS DE LA ACTUAL DIRECCIÓN

En la querella de octubre de 2010, la actual dirección de la Cámara denunciaba además que durante el año 2007 la dirección cameral había llevado a cabo operaciones "de naturaleza ilícita" por no contar éstas con el consentimiento de la Cámara así como otras "graves infracciones legales", todas ellas sobre la adquisición de Medicina Deportiva.

Así, denunciaban que en septiembre de 2008, el entonces secretario de la Cámara de Comercio, Carlos García, firmó un contrato de opción de compra por importe de 240.000 euros con los anteriores propietarios de la sociedad, Julián Vallejo y Carlos Navarro, fundamentados en un acuerdo de la Cámara adoptado el 20 de septiembre de 2007, aunque en esa fecha, según el querellante, "solo se aprobó la compra de un local y no de una sociedad".

Un año después, según la denuncia, García emitió cheques nominativos a favor de los anteriores propietarios por una cuantía de 600.000 euros, y en noviembre de 2009 se elevó a escritura pública la transmisión de acciones desde la Sociedad hacia la Cámara por una suma de 840.000, escritura en la que firmaban por parte de Medicina Deportiva Carlos Remartínez y Carlos García, que ya eran los nuevos propietarios de la misma tras la compra de la entidad por parte de la Cámara.

También denunciaban que durante los años 2009 y 2010 la Cámara de Comercio asumió deudas propias de Medicina Deportiva, contraídas por la sociedad antes de su adquisición, así como que en diciembre de 2009 la Cámara firmó con una entidad bancaria un préstamo hipotecario de 3,2 millones de euros sin la autorización del Pleno.

CERCADILLO LO SABÍA

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia de junio de 2011 confirmada por la Audiencia provincial añadía que es "absolutamente inverosímil" que el querellante, Juan José Cercadillo, no tuviera conocimiento a todo lo relativo al proyecto antes de su llegada a la Presidencia, ya que se trataba de una actividad "extensamente publicitada y él mismo era entonces miembro de la Cámara".

Ante esta resolución judicial, la parte demandante interpuso un recurso de reforma, que fue desestimado por el mismo juzgado el 11 de octubre de 2011, decisión ante la que también se recurrió ante la Audiencia Provincial de Guadalajara, que el pasado 29 de febrero volvió a desestimar ésta apelación y confirmó íntegramente la resolución recurrida, además de imponer las costas del trámite al apelante. Esta resolución es firme y contra la misma no cabe recurso.