Detenidas 24 personas por defraudar más de un millón de euros anuales a más de 300 personas a través de la ciberestafa

Publicado 12/07/2019 11:30:24CET
Agente de la Policía Nacional
Agente de la Policía Nacional - POLICÍA NACIONAL

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a 24 personas pertenecientes a una organización internacional que utilizaba tarjetas vinculadas a sistemas Wallet y NFC de aplicaciones de pago para teléfonos móviles, con las que han defraudado más de un millón de euros anuales que blanqueaban posteriormente a través de la compra-venta de criptomonedas.

Mediante el método 'phising', los miembros de la banda se llegaron a apropiar de las credenciales bancarias de más de 300 víctimas localizadas en Madrid, Cataluña, Galicia, la Costa del Sol, Aragón, Asturias y Melilla. Además, se han detectado actividades similares de la organización en Bélgica, Holanda y Marruecos, donde las autoridades marroquíes han detenido a 23 personas más relacionadas con la operación contra el fraude online.

En total, se ha arrestado a 47 personas entre España y Marruecos, aunque la operación sigue abierta y las autoridades españolas no descartan nuevas detenciones. Además, se han registrado ocho domicilios en Madrid y en la Costa del Sol, donde se han localizado evidencias que relacionan los hechos investigados con los detenidos.

También se han intervenido equipos informáticos, discos duros, teléfonos móviles, documentación bancaria, justificantes comerciales de las operaciones, diversa documentación relativa a documentación de identidad y claves de acceso a la banca online de algunas víctimas, moneda Bitcoin, tarjetas bancarias, vehículos de alta gama, motocicletas y 80.000 euros en efectivo.

ESTAFABAN A TRAVÉS DE LAS APP DE PAGO

La investigación, que continúa abierta, se inició en abril del año 2018 cuando se constataron varias denuncias, tanto de particulares como de entidades bancarias, por la utilización fraudulenta de tarjetas de crédito con un denominador común: en todos los casos se denunciaban extracciones en cajeros o compras en comercios físicos a través de aplicaciones de pago por móvil.

Así, los agentes constataron que los implicados comenzaban la estafa a través del método 'phising', una forma que los ciberdelincuentes utilizan para conseguir la información necesaria de la víctima, como contraseñas o datos de tarjetas de crédito. Los detenidos empezaban con el envío masivo de correos electrónicos trampa en los que simulaban ser entidades bancarias con la finalidad de acceder a la información financiera de las personas seleccionadas.

Para no dejar rastro de ello, los miembros de la organización se valían de redes WIFI abiertas o pertenecientes a establecimientos hosteleros o comerciales para difundir los correos electrónicos fraudulentos.

Una vez con los datos y claves obtenidas, la banda procedía a vincular las tarjetas bancarias de las víctimas con las aplicaciones Wallet para ejecutar tanto extracciones de efectivo en cajeros como compras de todo tipo en establecimientos comerciales.

Este tipo de operaciones con las app se realizan mediante la utilización del sistema 'contactless' aplicado a los teléfonos móviles y que funciona gracias al NFC, una tecnología inalámbrica de corto alcance que permite la transmisión instantánea de datos entre dispositivos.

Esta operación se enmarca dentro del plan de choque que la Unidad Central de Ciberdelincuencia ha establecido contra el fraude online, plan que incluye que la Dirección General de la Policía establezca
un nuevo protocolo de actuación denominado 'Telémaco'. Su objetivo
es coordinar la operativa de las investigaciones vinculadas a este modus operandi y optimizar el tratamiento y análisis de la información.

Para leer más