Actualizado 11/12/2007 12:30 CET

Detenidas siete personas en Madrid y Barcelona que defraudaron casi 8 millones de euros a la Seguridad Social

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas en Madrid y Barcelona que defraudaron cerca de 8 millones de euros a la Seguridad Social a través de la constitución de varias empresas y el trasvase de sus trabajadores de unas a otras, sin abonar las cuotas correspondientes al organismo público.

Según informó el Ministerio del Interior en un comunicado, las investigaciones en Madrid se iniciaron a raíz de las irregularidades detectadas en la Dirección Provincial, relativas a las actuaciones desarrolladas por los titulares de una serie de empresas, destinadas a dificultar el cobre de la deuda contraída con la Seguridad Social.

En Madrid, la Policía detuvo a tres personas --José B.G, nacido en Castillo de Locubin, Jaén, de 67 años; José Luis M.M, natural de Toledo y 35 años, y Ana María M.S.J, nacida en Cuenca y de 43 años-- y a los que se les responsabiliza de un fraude estimado en 2,069 millones de euros.

En la capital, los detenidos habían constituido seis empresas dedicadas a la construcción, que operaban en el transcurso de un determinado periodo de tiempo. Sus trabajadores eran trasvasados de unas a otras y, una vez comenzada su actividad, fueron acumulando importantes deudas a la Seguridad Social por impago de las cuotas correspondientes a los seguros sociales de los operarios.

En concreto, según la nota de Interior, en el Registro Mercantil figura como administrador de la mayor parte de las empresas José B.G, a excepción de dos en las que aparecen reseñadas como tales los otros dos detenidos, en calidad de apoderadas.

Diversos trabajadores que prestaron sus servicios en estas empresas dedicadas a la construcción señalaron a los investigadores que ignoraban la ubicación de sus oficinas, ya que los contrataban y pagaban a pie de obra. A pesar del cambio de nombre de las empresas, en realidad eran la misma compañía y continuaban realizando idéntica actividad, con los mismos trabajadores y con el mismo jefe.

Asimismo, los operarios coincidieron en señalar como responsable o jefe de las empresas a José Luis M.M y a su compañera, Ana María M.S.J. En relación con José B.G., que aparece como administrador de casi todas las empresas investigadas, la mayor parte de los trabajadores no lo consideran como tal, sino más bien como el encargado o incluso como un trabajador de las mismas.

OPERACION EN BARCELONA

Por otra parte, agentes de la Sección de Investigación de la Seguridad Social realizaron también diversas actuaciones en Barcelona en relación con presuntos delitos contra la Seguridad Social e insolvencia punible, cometidos por un grupo de individuos que defraudó algo más de 5,8 millones de euros.

En concreto, detuvieron a Feliciano S.V, nacido en Riopar (Albacete), de 64 años; José P.B, nacido en Barcelona, de 71 años; Cecilia S.R., nacida en Badalona, de 42 años, y María Victoria S.V. barcelonesa, de 34 años.

Las actividades ilícitas tuvieron lugar en dos empresas diferentes, con una actuación y dirección unitaria, que formaban en realidad una unidad empresarial. Una de ellas fue creada con el único fin de eludir sus obligaciones económicas con terceros, en especial con la Tesorería General de la Seguridad Social.

La mayoría de los trabajadores identificaron a Feliciano S.V. y Cecilia S.R. como los jefes y responsables de ambas empresas, y a María Victoria S.V, como encargada de la contabilidad. Los tres son los administradores de hecho de las sociedades.

Mientras tanto, José P.B figuraba como administrador, aunque en realidad carecía de poder decisorio, explica el comunicado de Interior. Así, no realizaba ninguna función directiva y su única actividad dentro de la compañía se limitaba a firmar ciertos documentos, por lo que se trataba de un mero testaferro, propuesto por Feliciano S., que percibía al mes 600 euros por la realización de estos trámites.