El detenido en Algeciras integraba un grupo con presencia en varios países en contacto directo con Daesh

Publicado 16/04/2016 14:28:28CET

Era el tercer hermano que se unía a las filas de Estado Islámico en una familia devastada por la yihad

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presunto yihadista detenido este sábado por la Guardia Civil en Algeciras cuando estaba dispuesto a unirse a las filas de Daesh junto a su mujer y su hijo menor de edad formaba parte de un grupo numeroso repartido por varios países y en contacto directo con terroristas en Siria, según informan a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Esta es la principal sospecha de los expertos de las fuerzas de seguridad y también la primera preocupación ya que la investigación en torno a este detenido ha permitido conocer que Estado Islámico mantiene desde dentro del grupo en Siria comunicaciones fluidas con elementos radicales en Europa.

Para las fuerzas de seguridad esta circunstancia es hoy una de las principales amenazas, no tanto por la posibilidad de que estos individuos sean captados para viajar a Siria o Irak, sino porque esos contactos sirvan para preparar infraestructura en países europeos a partir de la cual llevar a cabo atentados a gran escala como los de París o Bruselas.

Con esas comunicaciones los terroristas de Estado Islámico podrían incluso encargar las acciones terroristas a esos contactos en Europa sin necesidad de mandar militantes desde Siria. Las fuentes consultadas precisan que el detenido este sábado integraba un grupo con presencia en varios países, entre ellos España y Marruecos.

El comunicado emitido por el Ministerio del Interior explica que la Guardia Civil está procediendo al registro del domicilio de los arrestados y al análisis de los efectos incautados con el fin de tratar de reconstruir los vínculos de éstos con el entramado terrorista asociado a Daesh y el descubrimiento de otras posibles personas relacionadas con el grupo en España.

UNA FAMILIA ENTREGADA A LA YIHAD

Los arrestados vivían en Granada, pero fueron sorprendidos en Algeciras cuando se desplazaban hacía Marruecos con intención de viajar después a Siria. El varón es el tercer hijo captado por los terroristas en una familia devastada por la yihad.

Sus dos hermanos ya han muerto en Siria, uno de ellos fallecido esta semana, apenas tenía 18 años de edad cuando participó en un atentado suicida en Siria. La foto de este joven ha sido difundida en foros yihadistas y se le puede ver posando ante una bandera del Estado Islámico y blandiendo una espada en actitud desafiante.

Además tenían otro hermano mayor, también fallecido en Siria que, según las fuentes consultadas, era el ídolo de la familia y el ejemplo a seguir por sus hermanos. Este hermanos mayor fue de los primeros radicales que se enrolaron a la yihad dentro del concepto de foreing fighters (unos 25.000 se ha unido a Daesh en los últimos años procedentes de diferentes países).

Para leer más