Díez y Savater presentan a UPD como garante de la bandera española, de la igualdad, la democracia y el progreso

Actualizado 29/09/2007 18:52:38 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ex militante socialista Rosa Díez y el filósofo vasco Fernando Savater presentaron hoy formalmente en Madrid 'Unión, Progreso y Democracia' (UPD), un nuevo partido político que busca "regenerar la democracia" y que defiende símbolos como la bandera española y principios como la igualdad, la libertad, el progreso y la democracia.

Arropados por el escritor Mario Vargas Llosa, por el dramaturgo Albert Boadella, por el escultor Agustín Ibarrola y por Mikel Buesa y ante más de 700 personas que ovacionaron a los promotores de esta nueva formación política, Díez y Savater afirmaron que la bandera es un símbolo que representa las libertades públicas y que, allá donde no está, estas libertades no se respetan ni se defienden.

"Yo quiero ver la bandera, porque donde está la bandera sé que van a defender mis libertades públicas", señaló Savater, que subrayó que UPD será un partido que "incordiará, actuará y desafiará la inercia y la rutina" que imperan actualmente en la escena política española.

En la misma línea, Rosa Díez, que ha sido designada portavoz de la nueva formación, denunció que en España se ha producido una "degradación del orden constitucional seria y preocupante" y también de sus símbolos. "La bandera representa nuestra Constitución, nuestros derechos. No es sólo una tela. Y además la he visto en demasiados féretros de gente que ha dado su vida por defender nuestros derechos", subrayó la ex eurodiputada socialista.

Díez, que calificó el día de hoy como "histórico", aseguró que UPD nace para "regenerar la democracia" y "tirar de las solapas" a aquellos que incumplen con su responsabilidad política. Las personas que se han unido a este "viaje" son gente que, según Díez, "no se resigna" y que quiere hacer cosas en lugar de "quejarse".

En opinión de la portavoz de UPD, el nacimiento de este partido no sólo es necesario, sino también "urgente" para defender el orden constitucional, la Carta Magna y todos aquellos pactos de Estado que "se han roto en los últimos años".

En este sentido, criticó que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decidiera pactar el modelo de Estado con partidos "que no creen en el Estado" y que quiera consensuar la política antiterrorista con fuerzas políticas que nunca han querido derrotar a ETA. "Esto no puede salir bien por fuerza. No se les puede dejar solos. Para recuperar estos consensos, nace este partido", declaró.

REFORMA CONSTITUCIONAL Y DE LA LEY ELECTORAL.

Entre otras propuestas 'estrella' de este nuevo partido se encuentran la reforma de la Constitución, la revisión de las competencias y la reforma de la Ley Electoral para que los partidos nacionalistas no tengan ventajas sobre otras formaciones. Se trata, explicaron los promotores de UPD, de que haya igualdad en todos los órdenes, de que cada voto tenga el mismo peso a la hora de conformar las Cortes.

Según Díez, el PSOE, partido que abandonó este mes de agosto tras 30 años de militancia, ha renunciado a "vertebrar España", mientras que el PP no se ha atrevido a hacerlo. "Después de las últimas elecciones, mucha gente ha sentido que lo que votaba en las urnas, se cambiaba en los despachos. El peso de los nacionalismos (en la Ley Electoral) es desproporcionado. Hay que cambiar la ley para que todos los votos valgan lo mismo", proclamó.

Díez, que se mostró a favor de las listas abiertas, insistió en que los ciudadanos tienen que recuperar la política, "que está secuestrada" por los dos grandes partidos, el PP y el PSOE. Así, destacó la necesidad de ir a un proceso de reformas que permita a los ciudadanos tomar el control sobre la política y sobre los cargos electos, y caminar hacia una España de ciudadanos cada más libres e iguales. "El viaje empieza hoy y estoy segura de que merece la pena", concluyó la portavoz de UPD, que recibió el aplauso del auditorio durante varios minutos.

BOADELLA: "ALGO HUELE A PODRIDO EN ESPAÑA".

Por su parte, Savater indicó que UPD defiende el progreso para que haya más humanidad y menos miseria y, al igual que hizo con la bandera y pese a declararse una persona poco monárquica, atacó a a los "cernícalos" que hace unos días quemaron fotos del Rey, porque, al hacerlo, estaban "agrediendo a todos los españoles".

El filósofo vasco afirmó además que "no regaña a los nacionalistas por ser nacionalistas" y dijo que lo que quiere es que exista un marco legal donde los nacionalismos no tengan ventajas sobre los demás.

También arremetió contra los nacionalismos el escritor Mario Vargas Llosa, que salió a la tribuna del Teatro Auditorio de la Casa de Campo, donde se celebró el acto, para apoyar esta nueva iniciativa política desde el "gran cariño" que tiene a España, a la que definió como su segunda patria.

Vargas Llosa aseguró que los nacionalismos periféricos "han conspirado" contra la "envidiable" evolución que ha vivido España desde la transición y añadió que en esta situación tiene una responsabilidad "muy grande" el actual Gobierno socialista, que ha seguido una estrategia de alianzas políticas que ha alimentado los nacionalismos y creado la "ilusión mentirosa" de que puede haber nacionalismos progresistas.

El escritor latinoamericano animó a los jóvenes españoles a militar en política y a los ciudadanos, a seguir el ejemplo de Rosa Díez y savater. "Si esta fuerza prospera y crece, su contribución será decisiva para hacer de España una España plural, democrática, de consistencia y libertad", concluyó.

Por su parte, el dramaturgo Albert Boadella subrayó que este nuevo partido busca el máximo acercamiento a los ciudadanos y a sus problemas. La razón de su presencia en este acto de presentación formal de UPD, dijo, podría resumirse en aquella famosa frase de la obra 'Hamlet': "Algo huele a podrido en Dinamarca".

Según Boadella, esta afirmación podría trasladarse de forma literal a la España actual, donde se está viviendo una "inquietante putrefacción" de las instituciones. "La política siempre se ha caracterizado por ser un pudridero colosal. Aun aceptando ese principio, en españa se han alcanzado cotas de fermentación tan altas que pueden dañar seriamente la ecología social y la Nación, y cuando digo Nación me refiero a España y punto", añadió el dramaturgo.

Boadella declaró que UPD tiene espacio para aquellos que están por la libertad, por la Constitución y por la igualdad. "Todo aquel que se sienta en esa situación puede contribuir a la construcción o reconstrucción del buen rollo nacional. Para todos ellos, ha nacido su partido", sentenció.