Actualizado 27/06/2007 16:41 CET

Díez Usabiaga apuesta por activar una nueva etapa en la unidad de acción entre LAB y ELA "menos coyunturalista"

El dirigente sindical continuará en LAB, fuera de la dirección, tras la elección del nuevo secretario general en mayo de 2008

SAN SEBASTIAN, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, señaló hoy que "las heridas" entre su sindicato y ELA "están ahí", pero consideró necesaria "una reflexión de fondo, una catarsis" entre ambas organizaciones para analizar la activación de una nueva etapa de colaboración, "menos coyunturalista" y con un "mayor perfil estratégico".

En un desayuno de trabajo con los medios de comunicación en San Sebastián, Díez Usabiaga explicó el contenido de ponencia que la Asamblea Nacional del pasado 31 de mayo aprobó en relación a la unidad de acción con ELA.

Asimismo, el dirigente sindical confirmó que la Asamblea General que LAB celebrará el 22 y 23 de mayo de 2008 en Barakaldo elegirá a la persona que le sustituirá como secretario general, tras cumplir los 12 años que, como máximo, puede ser ocupado ese cargo.

Díez Usabiaga enmarcó su relevo dentro del "cambio generacional" que lleva a cabo LAB para que "la vieja guardia" deje sitio a los nuevos militantes. No obstante, precisó que "una cosa es dejar" el cargo de secretario general y "otra dejar el sindicato", de manera que los más veteranos continuarán en la central, eso sí, fuera de la dirección.

UNIDAD DE ACCION

Sobre la colaboración entre LAB y ELA, el dirigente sindical consideró evidente que "hay un ciclo totalmente acabado, quemado", en el que la unidad de acción era "muy coyunturalista y condicionada por factores e intereses específicos".

Por tanto, consideró que hay que "acabar con una etapa y abrir un nuevo ciclo político en una perspectiva soberanista y de cambio social" que situé la unidad de acción "en un parámetro mucho más sólido, más estable", con un cierto grado de "blindaje" y un "perfil estratégico".

Díez Usabiaga no entró a valorar si ELA tiene o no voluntad de hacerlo, dado que, aunque en las últimas semanas "hay una música diferente", desconoce si "es una pose estática o un punto de inflexión".

Para LAB, una futura colaboración con esa central debería ser "progresiva, equilibrada, integral y expansiva". A su juicio, para ello es necesaria una "reflexión más de fondo" de cuál es la posición de ambos sindicatos, para, después, "establecer un plan de intervención social, política y sindical de largo recorrido.

El dirigente sindical reconoció que, en los últimos tiempos, las relaciones con ELA son "malas" y que, aunque esa central muestra "voluntad" de colaboración, no la acompaña de una "hoja de ruta".

Díez Usabiaga rechazó que la situación política actual sea "determinante" en sus relaciones con ELA, y aseguró que, "cuando más efectiva ha sido la unidad de acción y más ha aportado al panorama social, político y sindical" es cuando "el contexto general tenía muchas dificultades", desde 1993 hasta el Pacto de Lizarra.

A su juicio, ahora que también hay una "situación muy complicada, es momento de que el sindicalismo abertzale no sea un espectador, sino un agente activo que tenga posición en clave política y social".

Por otro lado, LAB ofreció los resultados de las pasadas elecciones sindicales, en las que, según dijo, fue la única central que creció en todos los territorios históricos, y la que más subió en cada uno de ellos, un 0,85% en el conjunto de Euskadi y un 0,80% si también se tiene en cuenta a Navarra.