Dignidad y Justicia presenta una querella ante la AN para que se investigue a Josu Ternera por el atentado de la T4

Archivo - Cartel de apoyo a Josu Ternera en su pueblo natal, Ugao-Miraballes (Vizcaya)
Archivo - Cartel de apoyo a Josu Ternera en su pueblo natal, Ugao-Miraballes (Vizcaya) - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: jueves, 13 enero 2022 18:23

Van contra otros tres mienbros que en 2006 formaban la cúpula de ETA porque entienden que la decisión de romper la tregua partió de ellos

   MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

   La Asociación Dignidad y Justicia ha presentado este jueves una querella ante la Audiencia Nacional contra los cuatro miembros de ETA Joseba Urrutikoetxea, alias 'Josu Ternera'; Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias 'Ata'; Aitzol Iriondo Yarza, alias 'Gurbitz'; y Ainhoa Ozaeta, alias 'Kuraia', para que se les investigue por el atentado de la Terminal 4 del aeropuerto madrileño de Barajas de 2006 ya que, señalan, presuntamente componían el órgano de dirección de la banda cuando se produjo.

   En la querella, de 126 páginas y a la que ha tenido acceso Europa Press, Dignidad y Justicia se persona en la causa como acusación popular y recuerda que en ese atentado se produjeron dos asesinatos terroristas con agravante de alevosía mediante la detonación de una furgoneta-bomba. El atentado costó la vida a Diego Armando Estacio y a Carlos Alonso Palate, y recuerdan que conllevó además otros 68 delitos de lesiones terroristas.

   La asociación indica que la querella se interpone ante el Juzgado Central de Instrucción número 1, al frente del que actualmente está el magistrado Alejandro Abascal, ya que es el juzgado al que ya venía correspondiendo previamente el conocimiento del Sumario 56/2007 y la investigación del atentado. Y recuerda que a finales de 2006 esos cuatro etarras "presuntamente componían colegiadamente su máximo órgano de dirección, el Comité Ejecutivo o ZUBA, y ostentaban desde éste el dominio de la organización".

   En la querella interesan que se solicite a la Comisaría General de Información toda la documentación que obre en su poder sobre ese atentado y sobre la estructura de la banda entonces. También piden que se tome declaración a los cuatro querellados y se adopten las medidas cautelares de carácter material para garantizar la responsabilidad civil derivada de los delitos.

LA REAPERTURA DE NOVIEMBRE DE 2021

   En noviembre del año pasado Abascal acordó reabrir la investigación de este atentado concreto para indagar en la supuesta participación del ex jefe militar de ETA Mikel Garikoitz Aspiazu, alias 'Txeroki', y el también miembro de la cúpula etarra Joseba Aranibar.

   En un auto, al que tuvo acceso Europa Press, el responsable del Juzgado Central de Instrucción Número 1 tomaba esta decisión a instancias de la Fiscalía, que solicitaba nuevas diligencias después de que, el pasado 15 de julio de 2020, se decretase el archivo provisional de las actuaciones.

   En mayo de 2010 la Audiencia Nacional ya condenó a 1040 años de prisión a Igor Portu, Mikel San Sebastián Gaztelumendi y a Martin Sarasola como responsables del atentado que terminó con la vida de Diego Armando Estacio y a Carlos Alonso Palate, hiriendo a otras 41 personas y provocando la destrucción casi total de las instalaciones del módulo D y daños en un total de 313 vehículos.

   'Txeroki' y Aranibar, según la Fiscalía, habrían sido los encargados de dar las "instrucciones" necesarias al 'comando' para que llevara a cabo este atentado, que se produjo en pleno alto el fuego de la organización terrorista.

IMPLICACIÓN DIRECTA DE ZUBA

   Ahora, Dignidad y Justicia en su relación circunstanciada de los hechos sostiene que hubo una implicación directa de la ZUBA en la decisión del atentado en la T4, y en la facilitación de la furgoneta-bomba al comando Elurra, que se desprende ya de los hechos probados de la Sentencia de 2010. Indica que ya se ha procesado a Txeroki que era un miembro importante de la ZUBA.

   Entiende asimismo que hay una contradicción en la causa ya que se ha procesado a algunos presuntos responsables de ETA pero a otros no: "quienes transmiten y ejecutan la decisión de ZUBA sí (Txeroki y Aranibar), pero en cambio los propios integrantes de ZUBA que adoptan y controlan la propia decisión de fondo (y dominan férreamente ETA), no".

   Por otro lado indica que hay una expresa y clara identificación de los cuatro querellados como dirigentes de ETA que formaban su ZUBA al momento de los hechos, en virtud del Informe de Dirección General de Policía Nacional que lleva por título 'Integrantes de los órganos directivos de ETA'. Y suma a esto que hubo una "adicional y expresa reivindicación ex post del atentado" por parte de la propia cúpula el 10 de Enero de 2007.

   En este sentido, desde Dignidad y Justicia entienden que se debe tener en cuenta las muy singulares cCaracterísticas estructurales de ETA, que es "una organización jerarquizada y compartimentada" que se organiza en aparatos de poder. Además resaltan la trascendencia política del atentado de la T4, que supuso a ruptura de una tregua, y aseveran que este hecho hace igualmente "imposible (...) que la decisión de perpetrarlo se adoptase en lugar distinto a la ZUBA".

   Indican que no se puede omitir un hecho fundamental de vital relevancia penal: "si quien transmite la decisión de la ZUBA al jefe intermedio del "comando Elurra" (también procesado) y a sus integrantes rasos (ya condenados) es procesado, la ZUBA en si como adoptante de la decisión fundamental de fondo de atentar exactamente allí y de ese exacto modo, no puede no serlo".

   E insisten en que menos aun en tanto en cuanto se observan "las muy específicas características jerárquicas de funcionamiento de ETA" y sobre todo en relación a un atentado de "una absoluta relevancia política y que supone romper una tregua".

Más información