9-M.- Diputada del PP que apoyó el matrimonio homosexual decide no repetir asumiendo que su partido "no quiere díscolos"

Actualizado 24/01/2008 16:02:57 CET

Se declara "decepcionada" con Rajoy, lamenta lo ocurrido con Gallardón y pide avances en democracia interna "por el bien" del PP

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

La hasta ahora diputada del PP en el Congreso María Pía Sánchez, quien en 2004 encabezó la lista de su partido a las generales por la circunscripción de Badajoz, ha asumido que su partido "no quiere díscolos" y ha optado por autoexcluirse de las candidaturas para las legislativas del 9 de marzo. Sánchez, quien se saltó la disciplina de voto y apoyó la aprobación del matrimonio homosexual en 2006, admite que no se ha sentido "muy cómoda" durante sus cuatro años en la Cámara Baja por sus discrepancias con la dirección del PP.

La parlamentaria extremeña explicó a Europa Press que hace un año ya comunicó al PP de Extremadura que no quería volver a aspirar a un escaño en Madrid. Sánchez va a volver a ejercer como directora de la oficina de la entidad bancaria que dejó para ser diputada.

Según relata, la "principal razón" por la que ha decidido no repetir como candidata es la necesidad de dedicarse al cuidado de sus tres hijos pequeños, una tarea que le ha sido "muy difícil" compatibilizar con su trabajo en la Carrera de San Jerónimo.

"CHOCANDO PERMANENTEMENTE CON MUROS".

Pero no oculta que en su decisión también han pesado "razones políticas". "Si te merece la pena desde el punto de vista profesional y político y tienes la sensación de que estás haciendo cosas útiles, a lo mejor optas por hacer sacrificios en tu vida personal, pero si no te compensa porque estás chocando permanentemente con muros, pues lo mandas todo a la porra", argumenta.

Así, asumiendo que ha sido "un poco conflictiva", admite que también para el PP su decisión ha sido "una liberación" porque los partidos "no quieren personas díscolas en sus filas" y, cuantas menos tengan, "mejor". "Siempre te queda la frustración de lo que pudo ser y no fue pero, bueno, ha sido una experiencia de la que intenté sacar lo mejor", señala.

En cualquier caso, Sánchez piensa seguir militando en su partido y, aunque ya no ostenta ningún cargo en el PP de Extremadura, del que llegó a ser coordinadora de Acción Sectorial, no descarta volver a implicarse más activamente en política si las cosas "cambian" en las filas 'populares'.

EL SILENCIO "EMPOBRECE LOS PARTIDOS".

El cambio fundamental que debería producirse para que volviera a la primera línea sería que el primer partido de la oposición avanzase hacia la democracia interna. A su juicio, en el PP se deberían "debatir más los distintos puntos de vista y las distintas sensibilidades que hay".

"La mayoría de la gente se calla y eso no debe ser así porque es empobrecedor para los partidos; la gente debería hablar con mucha más libertad de lo que piensa para poder llegar a puntos comunes e intermedios que no estén dominados por un núcleo pequeño que es el que domina", reseña.

En este contexto, lamentó la exclusión del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, de las lista de Mariano Rajoy al Congreso. "Para mí era un referente dentro del partido y todo lo que sea prescindir de las personas con las que más me he sentido identificada ideológicamente me da pena y rabia y aumenta mi frustración personal", confiesa.

"MIEDO" A QUE TE IDENTIFIQUEN CON UNA "FACCIÓN".

Como ejemplo de la situación que vive su partido, señala que ni siquiera entre los 'populares' que discrepan de la dirección existe la confianza para poner puntos en común. Desde su propia experiencia asegura que el PP es "un partido lleno de individualismos" en el que te "dejan más solo que la una" porque "la gente tiene miedo a que se le considere que forma parte de una facción".

Además, Sánchez se declara "absolutamente decepcionada" con la etapa en la que Rajoy ha estado al frente del partido. No achaca "falta de moderación" al equipo que ha llevado las riendas del PP en los últimos cuatro años, sino que critica fundamentalmente su "actitud" y su "talante", tanto respecto a la sociedad como al resto de partidos.

La ya ex diputada extremeña, que comenzó su militancia política en las Juventudes de Unión de Centro Democrático (UCD), contrasta su etapa en el Congreso con su militancia juvenil. "En aquella época --recuerda-- los políticos de todos los partidos tenían más visión de Estado, de lo que debía ser una sociedad democrática, una visión a largo plazo. Creo que los de la Transición eran mejores políticos".

Pese a todo, Sánchez espera que "por el bien del PP" este tipo de situaciones no vuelvan a repetirse y confía en que, incluso sin tener que perder las elecciones, los dirigentes 'populares' sean capaces de hacer una reflexión interna para ver "por dónde van orientados los nuevos tiempos y la gente joven". "Todo depende de quién dirige el partido en cada momento, para mí esperaré tiempos mejores", concluye.