Actualizado 31/12/2007 10:39 CET

El dispositivo de Fin de Año en la Puerta del Sol, desde las 17.30 horas de hoy, estará compuesto por 130 agentes

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de 130 efectivos del Cuerpo de Policía Municipal y del Cuerpo de Agentes de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid formarán el dispositivo especial de seguridad que se establecerá en la Puerta del Sol hoy, lunes, con motivo de las campanadas de Fin de Año.

Así, 70 policías municipales y 60 agentes de Movilidad velarán por la seguridad de los madrileños que acudan a la Puerta del Sol a recibir el nuevo año. El dispositivo se hará efectivo a partir de las 17.30 horas y tendrá como objetivo prioritario evitar la venta ambulante y el acceso a la plaza de personas que porten envases de vidrio u objetos que pudieran ser utilizados como elementos de agresión.

Desde las 19.00 horas, los efectivos municipales controlarán el tráfico de acceso a la Puerta del Sol y, en función de la afluencia de público y en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía, se decidirá el momento de cortar el tráfico este espacio y las calles adyacentes.

La afluencia de público también será tenida en cuenta para proceder al cierre, si así fuese necesario, de la estación de Sol del Metro de Madrid. Los cortes de circulación afectarán, además de a la Puerta del Sol, a las calles Mayor, Carretas, Alcalá, Espoz y Mina, Esparteros, Correo y Carrera de San Jerónimo.

El público en general podrá ocupar toda la Puerta del Sol excepto las fuentes y estatuas, que estarán protegidas por vallas. Éstas también se utilizarán para formar un pasillo de seguridad que unirá las calles Mayor y Carretas, que estará a disposición de los servicios de emergencia. Desde primera hora de la tarde, 34 unidades sanitarias del Samur-Protección Civil, apoyadas por dos centros de comunicación, y 94 sanitarios estarán dispuestos en los alrededores de la Puerta del Sol.

Además, el Ayuntamiento va a repartir entre los asistentes más de 17.000 vasos de plástico para que puedan brindar si así lo desean. A lo largo de la madrugada y de la mañana de Año Nuevo, 156 operarios y 50 máquinas del Servicio de Limpieza Urgente (SELUR) y de los servicios de limpieza urbana del distrito Centro procederán a limpiar las calzadas, partiendo de la plaza de Callao para proseguir por Jacinto Benavente, Montera, Plaza Mayor, Carretas, Alcalá, Espoz y Mina, Esparteros, Correo, Carrera de San Jerónimo y Arenal.

Dentro del dispositivo de limpieza, y a partir de las 23.00 horas del día 31, quedarán instalados 80 contenedores tipo 'fiesta' con capacidad para 700 litros, cada uno de ellos, que facilitarán la recogida de restos. Estos recipientes estarán colocados tanto dentro de la Puerta del Sol como en todas las calles adyacentes.

El objetivo es que los ciudadanos depositen en ellos los vasos y botellas u otros desperdicios y no acaben en el suelo. Tras las campanadas, los operarios del SELUR, en colaboración con la Policía Municipal, tratarán de despejar, lo más rápido que les sea posible, el eje Mayor-Alcalá-Carretas para que estas calles permanezcan cerradas al tráfico el menor tiempo posible.