Duran cree que la causa por el 9N va a acabar con "un archivo" y admite que le gustaría

Actualizado 19/10/2015 12:13:24 CET
Josep Antoni Duran i Lleida
EUROPA PRESS

Pide que no se aparte al catalanismo político de los debates

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El líder de Unió, Josep Antoni Duran i Llieda, considera que la causa contra los responsables del 9N "va a acabar con un archivo" porque no ve delito en lo que sucedió. "Me gustaría que acabara con un archivo y creo que sería bueno", ha añadido.

A su juicio, "pasar a los juzgados y a los jueces los problemas políticos" realimenta "la causa que se quiere combatir", en este caso el independentismo, y por ello cree que "la única solución posible es negociar y volver a buscar el acuerdo", ha añadido en una entrevista en RNE recogida por Europa Press.

Duran ha criticado que los debates electorales de cara a las próximas elecciones generales del 20 de diciembre se estén planteando a cuatro bandas, porque "tal y como están las cosas no debería ignorarse a los representantes del catalanismo político", tanto a los que representan a la secesión como a los que entienden la solución por la vía del diálogo. "No pueden prescindir de nosotros", ha dicho.

Así, ha afirmado que el formato de "cara a cara" llevado a cabo el domingo entre el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en La Sexta, le parece "interesante", aunque cree que faltó "concreción".

"Es fácil, cuando no se ha tenido responsabilidades de gobierno y cuando no se concreta, hacer discursos que la gente quiere escuchar, pero de eso a tener capacidad para gobernar hay un trecho", ha avisado.

Por tanto, ha insistido en que estaría "encantadísimo" de hacer un debate de estas características con el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, pero para debatir también de temas ideológicos y de propuestas económicas.

SU CANDIDATURA, POR LOS MALOS RESULTADOS

Por otro lado, ha aceptado que su propuesta para ser el candidato de Unió para las elecciones generales conllevará críticas y aunque ha dicho que lo más fácil para él hubiese sido irse a casa, tras los malos resultados de la formación en las elecciones catalanas, ha sentido el deber de presentarse.

Así, ha asegurado que no es "una huida hacia delante" ni se plantea que su candidatura sea "quemar su último cartucho" ni el de la formación, puesto que considera que sigue habiendo "espacio para el catalanismo moderado". Sin embargo, ha reconocido que tomó la decisión de presentarse para que si había malos resultados no afectase a otras personas del partido. "Que me afecte a mí que no me juego nada", ha añadido.