Actualizado 20/02/2011 12:55 CET

El Congreso vota el martes que el Gobierno obligue a la banca a aceptar la dación en pago de las hipotecas

Vivienda
EP

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso de los Diputados debatirá este martes una moción de ERC que reclama reorientar la reestructuración del sistema financiero impulsada por el Gobierno para proteger a los clientes de créditos hipotecarios, de manera que se cambie la ley para obligar a las entidades a aceptar que con la entrega de la vivienda baste para cancelar el préstamo y que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) compre inmuebles a las cajas para destinarlas al alquiler de protección social.

Esta iniciativa, consecuencia de la interpelación que el pasado miércoles dirigió el portavoz republicano, Joan Ridao, a la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, recoge varios de los puntos de una propuesta similar presentada por sus compañeros de grupo parlamentario, los diputados de IU, Gaspar Llamazares, y de ICV, Nuria Buenaventura.

Así, la moción que se votará el martes reclama que las ayudas directas a las entidades financieras, sean cajas o bancos, deben vincularse al flujo de crédito, la reducción de remuneraciones de las entidades, el mantenimiento de los puestos de trabajo y se protege a las personas con créditos hipotecarios.

Además, pide la revisión de la Ley de Autonomía del Banco de España para modificar las competencias y funciones del organismo, con el objeto de asegurar su supervisión e intervención en el sistema financiero para poder alertar adecuadamente de los riesgos del sistema.

UN 8% PARA TODOS

Pero también se hace eco de postulados de otras formaciones, como CiU que reclama que todas las entidades, sean cuales sean sus condiciones, se atengan a un mismo requisito de 'core capital' del 8%, sin que se produzca ninguna discriminación entre bancos y cajas de ahorro.

Por último, exige que se respeten las competencias de las comunidades en materia de control y regulación de las cajas, y que se garantice la permanencia de su obra social y el mantenimiento de los puestos de trabajo.