Publicado 30/12/2021 15:10CET

España baraja el despliegue de cazas del Ejército del Aire en Bulgaria

Archivo - El Gobierno autoriza tres proyectos con Airbus para el Ejército del Aire y el refuerzo del sector aeronáutico
Archivo - El Gobierno autoriza tres proyectos con Airbus para el Ejército del Aire y el refuerzo del sector aeronáutico - EMAD - Archivo

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

España baraja el despliegue de cazas del Ejército del Aire por primera vez en Bulgaria como parte de la misión de la OTAN de vigilancia de su espacio aéreo a lo largo de la frontera con Rusia, igual que ya hace anualmente en el Báltico y realizó el año pasado en Rumanía, según han explicado fuentes militares.

La Alianza Atlántica adoptó la misión de Vigilancia Aérea Reforzada en el año 2014 tras la anexión de Crimea por parte de Rusia con el objetivo de "demostrar la determinación colectiva de los Aliados, demostrar la naturaleza defensiva de la OTAN y disuadir a Rusia de la agresión o la amenaza de agresión contra los Aliados de la OTAN".

España participa periódicamente en esta operación como parte de la vigilancia aérea del cielo del Báltico desde las base de Lituania o Estonia. Se trata de periodos de tres meses una vez al año en los que se despliegan cazas del Ejército del Aire para tareas de vigilancia y control del espacio aéreo y llevar a cabo misiones de alerta de reacción rápida (QRA) o de scramble.

Pero además, la Alianza decidió reforzar estas medidas de seguridad en dos áreas de actuación, en el norte y el sur. En el sur, fuerzas aliadas se ocupan en Rumanía y Bulgaria de reforzar temporalmente sus capacidades nacionales de vigilancia aérea.

En este marco es en el que España desplegó por primera vez en el año 2021 en Rumanía y estudia la posibilidad de hacerlo en 2022 por un periodo de dos meses en Bulgaria, aunque la decisión final será adoptada en una Conferencia de generación de fuerzas de la OTAN el próximo mes de enero.

Ese encuentro es el que definirá un nuevo reparto de capacidades de cada país, con la vista puesta sobre todo en la frontera oeste ante la escalada de tensión con Rusia que ha tenido lugar durante las últimas semanas.

Contador