España Global crea una célula de acción rápida y una red de enlaces en embajadas para impulsar la reputación del país

Publicado 17/02/2019 11:30:04CET

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría de Estado de la España Global, que dirige Irene Lozano, ha puesto en marcha en el seno del Ministerio de Exteriores una "célula de acción reputacional" para detectar y anticipar riesgos y oportunidades para la reputación de España en el mundo y poder responder a ellos con inmediatez.

Con el mismo propósito, desde finales de noviembre tiene funcionando una red de enlaces, formada por un diplomático en cada Embajada y Consulado español en el mundo, hasta un total de 215, a los que se les ha asignado la tarea de estar alerta a una serie de situaciones que pueden ser riesgos u oportunidades para la imagen de España en el mundo.

Según fuentes de España Global consultadas por Europa Press, se trata de hacer la tarea de "vigilancia, protección y proyección reputacional" que tiene encomendada Lozano. Al mismo tiempo, esta red de enlaces pretende ir creando una masa crítica de diplomáticos especializados en diplomacia pública, la que se dirige no a los poderes públicos sino a la sociedad civil, el ámbito económico y cultural y las personas individuales.

Aunque cada país y cada ciudad tiene perfiles y necesidades diferentes, los 'enlaces' sí han recibido unas directrices básicas sobre el tipo de situaciones sobre las que tienen que estar alerta (hitos, oportunidades de comunicación, conmemoraciones a las que pueda sumarse España) para impulsar la proyección del país, y también sobre las diferencias entre la estrategia de comunicación tradicional de una embajada y la estrategia de reputación.

De hecho, la finalidad de estos enlaces, y de la célula de acción reputacional, no es responder a los riesgos (u oportunidades) políticos, económicos o culturales, que es algo que ya hace la diplomacia tradicional, sino de contar con un "radar especializado" en detectar todo tipo de situaciones que puedan incidir, para bien o para mal, en la reputación de España.

En el caso de la célula de acción reputacional, se trata de un grupo muy reducido (cinco o seis) personas que se reúnen dos o tres veces a la semana. La coordina la Secretaría de Estado de la España Global y forman parte de ella un miembro del gabinete del ministro, Josep Borrell; otro de la Dirección General de Comunicación e Información Diplomática, uno más de la Secretaría de Estado de Comunicación (que depende de Presidencia del Gobierno) y otra de la Dirección General de ONU y Derechos Humanos, que se considera un ámbito importante en este campo. Eventualmente, participan personas de otras direcciones generales.

Entre los asuntos de los que está pendiente -además de lo evidente, como es en estos momentos la situación de Cataluña, pero desde el punto de vista de la reputación de España_están eventos internacionales, como la Expo de Dubai en 2020 o iniciativas como la conmemoración del V centenario de la circunnavegación de la Tierra a cargo de Magallanes y Elcano.

CIUDADANÍA ESPAÑOLA GLOBAL

En cuanto a los 'enlaces' en Embajadas y Consulados, otra de sus tareas será poner en marcha el proyecto de "ciudadanía española global", con la que la Secretaría de estado quiere reconocer el impacto positivo que ya tienen en la reputación de España los tres millones de españoles en el exterior. Con ese fin, Lozano quiere nombrar a un embajador en misión especial.

Se trata de poner en valor la tarea que hacen no solo personas de altísimo perfil -como deportistas o cocineros de élite_sino de miles de científicos, trabajadores sanitarios, estudiantes, profesores o entrenadores deportivos de juveniles. Muchos de estos colectivos tienen ya sus propias asociaciones que trabajan por la reputación de España y la idea de España Global es, si ellos quieren, apoyar y coordinar esas iniciativas. De momento, la primera tarea es identificar a interlocutores.

En una segunda fase, a medio plazo, estos enlaces tendrán como misión también identificar, no solo españoles, sino nacionales de los respectivos países, que tengan interés profesional, cultural o de tipo en España, que sean, en definitiva, 'amigos de España'.

Uno de los lugares donde la Secretaría de Estado quiere poner en marcha estas iniciativas es en Estados Unidos, para tratar de poner en sintonía todas las iniciativas de defensa y difusión del legado de España para poner en marcha una estrategia de protección de la reputación española más eficaz. El legado español en Estados Unidos es un caso típico donde hay riesgos 'clásicos' (embajadores y cónsules han tenido que escribir a alcaldes, centros de estudios y universidades ante asuntos concretos como la retirada de estatuas de Colón) pero también grandes oportunidades de proyección.

Ahora, pese a la convocatoria electoral, la Secretaría de Estado continúa con su plan de trabajo, aunque, lógicamente, tendrán que estar pendiente de lo que dicte la Junta Electoral como normas de actuación para el Ejecutivo en este periodo.