Actualizado 04/12/2015 11:55 CET

Un español suplica no ser extraditado a Perú por ser confundido con un 'narco': "En Facebook hay cinco con mi nombre"

Dice que le "han destrozado la vida" y el fiscal pide a la AN su entrega porque "no hay dudas de que es el reclamado"

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El español Miguel Ángel Garrido ha suplicado a la Audiencia Nacional que no le extradite a Perú porque no es la persona a la que el país sudamericano reclama desde hace 16 años por blanquear las ganancias obtenidas con el tráfico de 2.000 kilos de cocaína. "Me han destrozado la vida. Me he metido en Facebook y hay cinco con mi nombre", ha ilustrado.

El acusado se ha expresado así en la vista de extradición celebrada este jueves ante la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal, en la que el fiscal ha reclamado que sea entregado a las autoridades peruanas porque "no cabe lugar a dudas" de que es la persona buscada desde 1999. "La persona contra la que se pretende dirigir la acción penal es la que está sentada en esta sesión", ha dicho.

El representante del Ministerio Público ha reconocido que España puede negarse a entregar a un nacional ya que se trata de una decisión "facultativa". Sin embargo, ha advertido de que eso supondría "iniciar acciones contra el acusado en España y aquí no están las pruebas".

En su alegato final ante el tribunal, presidido por la magistrada Teresa Palacios, el reclamado ha advertido de que si hubiera sido la persona buscada por Lima no hubiera sido "tan tonto" de permanecer en España en su domicilio y con su familia. Ha denunciado también que perdió su trabajo en Citroën, en Valladolid, por culpa de estos hechos, que le han "destrozado la vida".

DELITO PRESCRITO

Su abogado ha denunciado que "alguien llamado como su representado envió las sumas de dinero" a través de la sociedad mercantil Nájera Centro de Arte, que "no tiene nada que ver" con el acusado. "No nos ofrece garantía la reclamación con el único dato de su nombre y DNI, no hay pruebas sobre el hecho y la participación del reclamado", ha añadido.

En su opinión, Perú podría al menos "molestarse" en tomarle declaración a través de videoconferencia para esclarecer su participación o remitir el informe policial que obra contra su cliente, que fue detenido en Reino Unido en 2001.

En cualquier caso, la defensa ha concluido que el delito de blanqueo de capitales estaría prescrito y se ha quejado de que durante catorce años no haya habido "actividad alguna" en el procedimiento.

Para leer más