Actualizado 24/03/2007 14:20 CET

Espinosa niega que la reforma de la Ley de Aguas suponga al regadío andaluz un "sobrecoste" de once millones anuales

ALMONTE (HUELVA), 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, aseguró hoy que "no es cierto" que las dos nuevas tasas introducidas por la reforma de la Ley de Aguas dentro del canon de regulación que pagan los regantes vaya a suponer al regadío andaluz un "sobrecoste" de once millones de euros anuales, tal y como puso de manifiesto en el día de ayer la Federación de Regantes de Andalucía (Feragua).

En declaraciones a los periodistas tras visitar la empresa Doñana Fresa en Almonte (Huelva), Espinosa aclaró que "aún no hay borrador de ley" y precisó que "en los únicos trozos de borrador elaborados hasta la fecha se recoge el compromiso adquirido por el Ministerio de Medio Ambiente con la Federación Nacional de Regantes de no repercutir los costes del agua hasta el año 2010".

En este punto, la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación explicó que "a partir de 2010 comenzarán a repercutirse los costes del agua excepto en aquellos casos en los que se demuestre que el sector no puede absorber los incrementos de costes correspondientes".

Asimismo, Espinosa incidió en que "no hay ninguna novedad sobre lo pactado a finales de 2004 y principios de 2005, por lo que se respetarán esos acuerdos", y aseguró que la Ley de Aguas "será una normativa con la que se empiece a trabajar lentamente y sin prisas hasta llegar al consenso total con el sector".

Feragua cifró ayer en once millones de euros anuales el "sobrecoste mínimo" que tendría para el regadío andaluz las dos nuevas tasas introducidas por la reforma de la Ley de Aguas dentro del canon de regulación que pagan los regantes.

Se trata, concretamente, de la tasa por prestación de servicio de gestión, registro, control e inspección de los usos del agua, valorada en unos ocho millones, y la tasa por actividades de control de la seguridad de las presas, valorada en tres millones.