Estatut.- Rajoy se implicará en la recogida de firmas y pedirá a los españoles su apoyo político para darles "voz"

Actualizado 25/01/2006 22:22:51 CET

No cree "democrático" que Zapatero y Mas decidan sobre el futuro de España y dice que es Maragall el que está diciendo "la verdad"

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseveró esta tarde que se va a implicar personalmente en la recogida de firmas con la que piensa acompañar su proposición no de ley para exigir un referéndum sobre el Estatut catalán en el que participen todos los españoles. "Los españoles tienen derecho a opinar, a que se les de voz y yo les voy a pedir a los españoles que me apoyen para que se les dé voz y que el principio de igualdad siga existiendo y esto sea así en un futuro. Es un apoyo político el que pedimos a los españoles", resaltó.

De hecho, la campaña de recogida de firmas se pondrá en marcha mañana mismo con el lema 'Todos tenemos derecho a opinar', dado que se va a enviar la proposición a todas las organizaciones regionales del PP --también a Cataluña-- para que comiencen a recabar apoyos o a preparar mesas en la calle. No quiso avanzar una cifra aproximada de firmas que piensan recoger ni apostar por si lograrán alcanzar, al menos, tantas como votantes tuvo el PP en las generales. "No me voy a fijar objetivos, como es perfectamente entendible".

"¿CONVENIENTE QUE ESPAÑA SIGA SIENDO UNA NACIÓN?"

Así, en la citada iniciativa el PP insta al presidente del Gobierno a que haga uso de la facultad que le confiere el artículo 92 de la Constitución española y a que, de acuerdo con el procedimiento legalmente previsto, impulse un referéndum con la siguiente pregunta: "¿Considera conveniente que España siga siendo una única nación en la que todos sus ciudadanos sean iguales en derechos, obligaciones, así como en el acceso a prestaciones públicas". "Su objetivo no puede ser más democrático", remachó Rajoy.

Para justificar esa petición, alega en su proposición que la reforma de Estatuto de Cataluña "rompe" las bases del consenso social en torno a la idea de España y su modelo territorial; "cuestiona" los pilares esenciales sobre los que se funda ese consenso y pone en duda que el principio de soberanía recaiga en el conjunto del pueblo español.

En cuanto a las críticas que el portavoz socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, le ha hecho por presentar esta iniciativa que tacha de "inconstitucional", respondió que no iba a entrar en debates jurídicos con un "químico", porque le llevaría "ventaja".

Se le planteó si tomaría una decisión semejante con un Estatuto que no fuera el catalán. "Siempre que se vaya contra la Constitución, contra la igualdad de ciudadanos del País Vasco, Galicia, Castilla León, Galicia, Ceuta o Melilla, defenderemos la Constitución", sentenció.

REUNIÓN CON 'BARONES' TERRITORIALES

En rueda de prensa en 'Génova', Rajoy explicó que esta campaña había sido motivo de análisis en la reunión que hoy mantuvo con sus 'barones' territoriales, donde todos coincidieron en su oposición a un proyecto de Estatuto que va "contra la Constitución", contra el "principio de igualdad" entre españoles y la "libertad de ciudadanía y los agentes económicos y sociales" de Cataluña.

A continuación, dijo que también se oponen a la forma en que se ha llevado a cabo el acuerdo, con la "exclusión" del PP, y con el acuerdo "de dos personas", esto es, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición en Cataluña, Artur Mas.

En este contexto, dijo que la decisión de "cambiar la Constitución" no corresponde a Zapatero y a Mas, sino al conjunto de la soberanía nacional. "Esto es la democracia y lo demás, es otra historia", avisó. "Nosotros nos vamos a defender y pido a los españoles que me apoyen para que puedan tener algo que se suponía sagrado, sobre todo para los socialistas: Que los españoles somos iguales vivamos donde vivamos", enfatizó.

MARAGALL TIENE "RAZÓN"

Rajoy añadió que la reforma de Estatuto de Cataluña que se ha puesto sobre la mesa es, bajo su punto de vista, una reforma de la Carta Magna, por lo que habría que contar con el PP. "Lo que hay que hacer es una reforma de la Constitución --adujo--. Hoy lo ha dicho Maragall, pide cambiar el artículo segundo de la Constitución para incluir el término nación. Y tiene razón".

También le dio la razón al presidente de la Generalitat por haber dicho que tiene los mismos efectos introducir el término "nación" en el preámbulo del Estatuto que en el articulado. "Es verdad. Y no se ajusta a la Constitución. En este asunto, estoy de acuerdo con él", determinó.

RECUPERAR RECURSO PREVIO DE INCONSTITUCIONALIDAD

Dicho esto, subrayó que el principal partido de la oposición va a defender sus enmiendas en la Comisión Constitucional del Congreso y a presentar, la próxima semana, una propuesta para modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial y poder recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad.

Se trata, dijo Rajoy, de que los catalanes tengan un criterio claro derivado de la posición del TC antes de participar en el referéndum sobre el Estatuto que se celebrará en Cataluña, y no "diez años después".

MODELO DE FINANCIACIÓN "A BOLEO"

Según explicó el líder de los 'populares', los presidentes de su partido rechazan igualmente un nuevo sistema de financiación para todas las comunidades que haya sido pactado únicamente por Zapatero y el líder de la oposición en Cataluña y que fomente una inversión basada en el PIB de las autonomías. "Supone que los territorios más ricos sean cada vez más ricos", resumió.

Asimismo, reprochó al Ejecutivo que todavía no haya dado a conocer su propuesta a los presidentes de comunidades autónomas y que haya hecho un modelo "a boleo" y que va a resultar "muy difícil de cerrar" porque beneficia "únicamente" a tres autonomías y perjudica "a todas las demás". Y tendrá que ser el Estado, auguró Rajoy, el que haga frente a ese hipotético perjuicio para la mayoría de las comunidades, lo que conllevaría un "debilitamiento estatal", concluyó.