ETA.- El etarra que aparcó la furgoneta regresó a ella antes de abandonar definitivamente la zona en un segundo coche

Actualizado 24/08/2007 21:56:01 CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presunto miembro de ETA que aparcó marcha atrás una furgoneta-bomba a la espalda del cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya) la pasada madrugada volvió sobre sus pasos, entro de nuevo en la C-15 y la dejó para introducirse definitivamente en el Seat Ibiza con matrícula de Portugal en el que huyó junto a otra persona, informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Se trata de un hombre que vestía una gorra calada que impedía, en gran parte ver, su rostro. El hecho de que reculase y regresase a la furgoneta refuerza la hipótesis de que los terroristas hayan utilizado un temporizador para hacer explotar la bomba, marcando en el reloj tan sólo unos minutos de cuenta atrás. El terrorista podría haber regresado a comprobar que el reloj había iniciado su cuenta atrás.