Actualizado 08/01/2007 16:59 CET

ETA.- Llamazares cree que la declaración de Otegi es "insuficiente" y demuestra la "impotencia" del mundo abertzale

Respalda las manifestaciones convocadas en Bilbao y Madrid puesto que, "más allá de lemas, rechazan la violencia y apuestan por la paz"

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, afirmó hoy que la declaración realizada esta misma mañana por el líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, en favor del mantenimiento de la tregua, es "claramente insuficiente" y demuestra la "impotencia" del mundo abertzale.

En rueda de prensa en la sede de la coalición, subrayó que lo que hay que exigirle a Batasuna es que, en primer lugar, condene y rechace el atentado que ha provocado la "ruptura efectiva" de la tregua y que, en segundo lugar, emplace a ETA al "cese definitivo de la actividad armada", no ya al mantenimiento de un alto el fuego permanente, "que ha sido abortado por la propia ETA". "Eso sería lo único creíble para los ciudadanos", agregó.

Asimismo, recordó que Batasuna no es el notario del proceso de paz, ni tampoco el mediador, por lo que resaltó que debe ser una fuerza política "autónoma" que apueste por la paz, condene la violencia y emplace a ETA a que "cese definitivamente toda su actividad armada". Según dijo, eso es lo que las fuerzas democráticas quieren de Otegi, por lo que, "mientras tanto, llamamientos como el de hoy nos parecen claramente insuficientes y precarios".

Por otro lado, expresó su apoyo a las dos manifestaciones convocadas en Bilbao y Madrid para el próximo sábado día 13, puesto que IU estará en las movilizaciones que se convoquen "rechazando la violencia y apostando por la paz". "Creemos que ambas movilizaciones tienen esta perspectiva y, por tanto, no debería haber problemas por parte de ninguna fuerza política y todos podemos sentirnos cómodos con ellas", argumentó.

Puntualizó, eso sí, que "otra cosa" sería si se tratase de iniciativas de movilización social que fueran encaminadas a un determinado objetivo político o "partidista", porque eso haría "complicada la participación de unos y de otros". Así, insistió en que hoy por hoy, "independientemente de la fortuna de unos u otros lemas, la mayoría" de las movilizaciones van en esa dirección, por lo que IU apostará por ese camino "unitario".

Preguntado acerca de la reunión de mañana con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, manifestó que espera que al menos sirva para "sacar en claro la posibilidad de dar continuidad a una estrategia política para acabar con el terror y lograr la paz". "Lo ideal sería que fuera una estrategia consensuada, pero lo real es que puede ser mayoritaria", agregó.

Llamazares añadió que, en todo caso, los ciudadanos esperan que ese esfuerzo lo haga el Gobierno con "humildad y decisión". Reclamó al Ejecutivo, además, que asuma que una "parte importante" de los ciudadanos no han perdido la esperanza de la paz.

"FIRMEZA Y ACCIÓN POLÍTICA"

Llamazares comentó también que esta tarde la Comisión Permanente de IU discutirá el contenido de la propuesta de nuevo pacto por la paz, cuya elaboración ya ayer adelantó a Europa Press. Así, resumió que su contenido se basará en la firmeza contra ETA y la "mano tendida" para que en un futuro sea posible alcanzar "a medio plazo" un "nuevo proceso", a través del trabajo desde el ámbito de la política. Rechazó de pleno, eso sí, la reedición del Pacto Antiterrorista.

Según explicó, este nuevo pacto debe ser el de la firmeza democrática frente a la violencia y el terrorismo. "Debe, por un lado, primar la acción del Estado de Derecho sin atajos, así como una acción política que permita retomar el proceso a medio plazo, una acción que no se instale ni en la desesperanza ni en la lógica de la guerra, sino que mantenga la esperanza de la paz y se instale en la acción civil, penal y legal frente a los terroristas, para promover el desmarque de Batasuna del terrorismo", explicó.

En este sentido, indicó que otro punto importante dentro del pacto sería la movilización, a partir de la red social de ciudadanos que apoyan el proceso de paz, que demandan que se mantenga la esperanza y que rechazan la violencia y el terrorismo. Por tanto, reiteró el apoyo de IU a las manifestaciones convocadas para el fin de semana, debido a que "es precisa una red social de rechazo de la violencia y apoyo a la paz". "Deseamos que sea en el mayor número de CCAA, promoveremos que sea así, que no tengan un carácter partidista sino de rechazo de la violencia y apuesta por la esperanza de la paz", añadió.

En este sentido, subrayó que la propuesta de IU rechaza reeditar el Pacto Antiterrorista PP-PSOE, que era "excluyente y obsesivamente penal", mientras que promueve, por el contrario, un nuevo pacto de caracter civil, que no se instala en la "desesperanza". Volvió a responsabilizar a ETA de la "voladura" de la tregua, al tiempo que pidió al Gobierno y a las fuerzas políticas que acepten y asuman la existencia de "insuficiencias y errores" también por su parte.

A su juicio, este nuevo pacto debería ser "inclusivo" con los nacionalismos, los federalismos y el conjunto de las visiones de España, y reclamó que el PP no pueda imponer su "patrimonialización de la política antiterrorista haciendo que un pacto del pasado dirija el futuro". Preguntado sobre si debería ratificarse por escrito, aseguró no saber si hay condiciones "a corto plazo" para esa posibilidad, si bien reconoció que lo ideal es que "hubiera algún texto".

"Eso sí, creo que los primeros pasos deben compartir sobre todo valores y prioridades, más que una estrategia. Pero al final del proceso debe haber una estrategia política compartida entre las fuerzas políticas democráticas y que de alguna manera sea dirigida por el Gobierno", argumentó.