ETA.- Mayor Oreja (PP) denuncia que el Gobierno está negociando ahora "cuánto poder político" se le da a ETA

Actualizado 18/06/2006 18:09:50 CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado del PP Jaime Mayor Oreja advirtió hoy de que lo único que le falta a él por verificar con respecto a la 'hoja de ruta' del Gobierno para el fin de ETA es "el grado de cesión, de rendición, de entrega" del Ejecutivo a la banda y aseguró que en estos momentos lo que se negocia es "cuánto poder político" se le da a ETA.

Así se pronunció en declaraciones a la cadena Cope recogidas por Europa Press, donde explicó que si "la primera transición fue cuánta autonomía se le daba al Partido Nacionalista Vasco" ahora la negociación se centra en decidir "cuánta autodeterminación, es decir, poder político se le da a ETA en los próximos años".

"Esa es la negociación y todo lo demás está al servicio de esa negociación", incluido "el acuerdo de Perpignan" o "el conjunto de reformas de estatutos de autonomía", añadió Mayor Oreja, que insistió en que "todos son instrumentos para preparar esencialmente el terreno para esta negociación sobre el poder político que el Gobierno da a ETA".

RECUPERAR EL ESPÍRITU DE ERMUA Preguntado por el juicio que se inicia mañana por el asesinato del concejal del PP en Ermua Miguel Angel Blanco, Mayor Oreja pidió "seguir dando la batalla" para que aquel espíritu que se llamó 'el espíritu de Ermua' no muera y se mantenga "vivo", ya que los españoles lo necesitarán "y pronto" para "salir de la terrible crisis" en la que, según él, les está introduciendo el presidente del Gobierno con su "absurda y trágica y perversa negociación" en la que "las víctimas sin duda están siendo traicionadas".

Por otra parte, alertó de que si se confirma la información publicada hoy por el diario 'El Mundo' sobre el traslado, certificado por la Policía, a Bayona (Francia) a finales de mes de 60.000 euros que dos etarras habían recogido de un bar de San Sebastián, se estaría ante "un atropello más", un "incumplimiento de la ley" y un hecho que "sin duda exigiría una investigación policial y judicial inmediata con carácter urgente".