ETA.-Plataforma 18/98 cree que declarar como parte de ETA a Jarrai, Haika y Segi no puede convivir con el proceso de paz

Actualizado 17/11/2006 14:39:48 CET

Ferrer considera que, "si los jueces se apoyan en que su misión es aplicar la ley, el Gobierno tiene el recurso de cambiar la ley"

BILBAO, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la plataforma 18/98+, Mariano Ferrer, consideró que declarar como parte de ETA a las organizaciones juveniles Jarrai, Haika y Segi "supondría un planteamiento tan erróneo que costaría pensar que eso puede convivir" con el proceso de paz que se plantea en Euskadi.

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha pedido al alto tribunal que declare "terrorista" a la organización juvenil Jarrai y a sus sucesoras, Haika y Segi, porque despliegan "una actividad complementaria a la de ETA, mediante la utilización de artefactos explosivos, incendiarios, daños, coacciones y amenazas", y estos "actos potencian la actividad de ETA".

En rueda de prensa celebrada en Bilbao, Ferrer afirmó que "el asumir, en este momento, la proscripción de todo lo que es la izquierda abertzale en sus organizaciones políticas y sociales como parte de ETA supondría un planteamiento tan erróneo, tan absurdo, tan apriorístico y tan hecho adrede que costaría pensar que eso puede convivir con la adecuada actitud" que un proceso de paz como el que se plantea "requiere".

Ferrer afirmó que, si el Tribunal Supremo declara "terrorista" a las organizaciones juveniles Jarrai, Haika y Segi, sería una muestra de la precariedad de los derechos civiles y políticos de los ciudadanos vascos en la legislación actual" y consideró que "si los jueces se apoyan en que su misión es aplicar la ley, el Gobierno tiene el recurso de cambiar la ley".

También manifestó que "una revisión de la sentencia en el sentido que pide el fiscal, debería alarmarnos muy seriamente sobre la precariedad de los derechos civiles y políticos de los ciudadanos vascos en la legislación actual, con el criterio de interpretación de los jueces y con la cobardía del Gobierno a la hora de tomar las medidas que están en su mano".

Asimismo, dijo que de ser consideradas Jarrai, Haika y Segi organizaciones terroristas por el Supremo "estaríamos ante un momento en que sería preciso hacer sonar todas las alarmas sobre lo que en el terreno de los derechos civiles y políticos de esta sociedad nos puede esperar".

El portavoz de la plataforma 18/98+ advirtió de que el Gobierno central "no puede escudarse en la legalidad, aunque sí en la independencia de los jueces" y añadió que, "si los jueces se apoyan en que su misión es aplicar la ley, el Gobierno tiene el recurso de cambiar la ley". "Si el Gobierno se lamenta de que los jueces interpreten la ley a su manera, nosotros le pedimos al Gobierno que escriba la ley a la suya", agregó.

Ferrer dijo que la decisión del Tribunal Supremo "va a ser relevante, va a influir en los demás sumarios y será ilustrativa del ambiente que se respira en los poderes del Estado en torno tanto a estos sumarios como al proceso de paz". Asimismo, señaló que en el recurso que va a decidir el Tribunal Supremo "están en juego, una vez más, los derechos civiles y políticos de esta sociedad".

SUMARIO 18/98

Ferrer destacó que la revisión por parte del Tribunal Supremo de la sentencia dictada por la Audiencia Nacional coincide con el aniversario del comienzo de la vista oral del sumario conocido como 18/98, instruido por el juez Baltasar Garzón contra el supuesto entramado de ETA.

A su juicio, el desarrollo de la vista oral del sumario 18/98 ha dejado en evidencia "graves desviaciones de lo que debiera considerarse normal funcionamiento de la justicia". "Esta preocupación -dijo- está hoy presente en todos los ámbitos de la sociedad, porque el descrédito del órgano que gobiernan los jueces está extendido en la sociedad y afecta al nacionalismo institucional, al partido en el Gobierno y a la propia oposición".

Tras considerar que los jueces "se han pasado de la raya", Ferrer precisó que la plataforma 18/98+ "no pretende la impunidad, pero sí la igualdad". "No pretendemos la rendición del Estado de derecho, pero sí que sea digno de llamarse así. No pedimos a los jueces que por criterio de oportunidad política dejen de aplicar la ley, pero sí que tampoco la apliquen para desvirtuar esa oportunidad", agregó.

Asimismo, precisó que no pretenden "hacer a los jueces los malos de la película, porque sabemos que están muy condicionados por una legislación antiterrorista, fruto de la preocupante deriva del estado social hacia el estado penal". Por ello, recordó que la plataforma 18/98 ha pedido la revisión de la legislación antiterrorista y consideró que, mientras no se modifique, "tenemos derecho a exigir a los jueces que no hagan todavía más dura con sus decisiones y precisamente ahora".

CAMPAÑA DE AUTOINCULPACION

La plataforma 18/98+ ha iniciado una campaña bajo el lema "Autoinkulpazioa, j'accuse" para denunciar la vulneración de los derechos civiles y políticos de los encausados en el sumario 18/98. Ferrer agradeció los gestos de solidaridad que están recibiendo y aseguró que "el desarrollo del juicio ha demostrado fehacientemente que jurídicamente es imposible la condena, que la única sentencia justa debe ser la absolución y que no puede añadirse al castigo ya sufrido una condena".

"Si actividades sociopolíticas lícitas merecen condena, cualquier ciudadano vasco puede serlo y, de hecho, estamos viendo que están siendo imputadas personas como Atutxa, Agirre, Ibarretxe, Knörr, Bilbao. Todos podemos ser con la legislación actual condenados por ejercer nuestros derechos", concluyó.