El exjefe de prensa de Aena pone en duda la instrucción y pide que Villarejo declare en el juicio

Comienza el juicio por adjudicaciones de AENA a la trama Gürtel
Pool
Publicado 10/12/2018 12:39:13CET

Correa y su contable insisten en sus situaciones personales para no asistir al juicio como hicieron en las vistas orales de otras piezas

SAN FERNANDO DE HENARES (MADRID), 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El exjefe de Comunicación de Aena, Ángel López de la Mota, acusado en el juicio que ha comenzado este lunes por los amaños de la trama Gürtel en contratos con la empresa pública, ha puesto en duda la instrucción esta causa iniciada por el ex juez Baltasar Garzón y ha pedido al tribunal de la Audiencia Nacional que juzga estos hechos que cite a declarar como testigo al comisario jubilado José Manuel Villarejo, debido a las recientes grabaciones filtradas en las que se hablaba de la operación contra las empresas del líder de la red corrupta, Francisco Correa.

Durante la fase de cuestiones previas, el abogado de López de la Mota ha hecho referencia a estos audios revelados por el digital 'Moncloa.com' en las que el excomisario se jactaba de "preparar" junto a Garzón la operación policial un día antes de que el exjuez admitiese la causa. Por este motivo, ha solicitado que Villarejo --en prisión provisional por su implicación como principal investigado en el caso 'Tándem'-- declare como testigo en este juicio.

Las defensas de otros acusados, como el que fuera 'numero dos' de López de la Mota, Javier Gavari (asistido por un abogado de oficio), o del contable de Correa, José Luis Izquierdo, se han adherido a esta cuestión, así como la renuncia a que declare el exministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos. La abogada del contable, Margarita Crespo, ha asegurado al respecto que es una muestra más de que se vulneraron las normas de reparto de la causa para que recayese en el juzgado de instrucción que dirigía entonces Garzón.

No obstante, la fiscal Anticorrupción Concepción Sabadell ha pedido al tribunal que preside la magistrada María José Rodríguez Duplá, que rechace esta petición porque, según ha dicho, "en ningún caso se ha vulnerado ningún derecho fundamental", pues el "juzgado competente fue siempre el Juzgado Central de Instrucción número 5".

LA SALA SE RATIFICA EN NO APARTAR AL JUEZ ANDREU DEL TRIBUNAL

Por otro lado, el abogado de Correa, Javier Iglesias, ha comenzado manifestando su protesta ante el anuncio de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de no aceptar su pretensión de que el juez Fernando Andreu --que se estrena como nuevo magistrado de la Sala-- sea apartado para juzgar la Gürtel.

De este modo, se ratifica en su decisión de que Andreu se mantenga en este tribunal y sea ponente de la sentencia. El pasado 4 de diciembre, esta Sala ya rechazó de plano esta misma petición formulada por uno de los acusados en este juicio, el ex director de Comunicación de Aena, que afirmó que denunció la posible falta de imparcialidad de Andreu, alegando su amistad con la actual ministra de Justicia, Dolores Delgado, y con Baltasar Garzón.

Asimismo, una vez más ha interesado la nulidad de la causa por las escuchas que ordenó el exjuez a los investigados de la trama mientras estaban en prisión provisional y por las que Garzón fue apartado de la carrera judicial. Ante esto, la fiscal también se ha opuesto a esta petición recordando que estos 'pinchazos' fueron anuladas y, por tanto, "nunca han servido de prueba"

Por otro lado, las defensas de Francisco Correa y del que fuera el contable de sus empresas han solicitado al tribunal la autorización para no asistir a las sesiones del juicio, tal y como se le autorizó en las vistas orales de otras piezas de esta causa.

TRASLADOS HASTA LA AUDIENCIA NACIONAL

El primero en exponer esta petición ha sido el abogado de Correa, que ha recordado el "trastorno" por la claustrofobia que sufre el líder de la Gürtel al ser trasladado en furgón policial desde el centro penitenciario en el que se encuentra cumpliendo prisión. Por su parte, Margarita Crespo, abogada de José Luis Izquierdo, ha explicado que debido a su estado de salud su defendido siempre tiene que venir acompañado de un familiar y "no puede estar solo en ningún momento".

Al respecto, la Fiscalía también se ha mostrado contraria a que los acusados no asistan a la vista oral porque tienen la "obligación legal" de ello y, además, "se trata de una garantía procesal". En este sentido, ha recordado que este procedimiento no se puede comparar con 'Época I' (los primeros años de actividades de la red corrupta) porque el juicio que ha arrancado este lunes está previsto que dure "cinco semanas", mientras que el antes mencionado estuvo celebrándose poco más de un año.

Por otra parte, la abogada de Izquierdo también ha insistido en que se le realice un examen pericial psicológico a su defendido para que se decrete el archivo de sus responsabilidades en esta causa, o en caso contrario, se suspenda el juicio o se posponga la declaración de Izquierdo hasta que el forense emita su informe.

Los otros dos acusados, el exjefe de prensa de operador aeropuertario Ángel López de la Mota y el que fuera 'numero dos' de éste, Javier Gavari, también consideran que la vista oral debe suspenderse porque no han tenido acceso a "toda la documentación y testimonios". Según han apostillado, parte de estas diligencias se encuentran en el sumario de la pieza principal, en la que no se encuentran personados.

NUEVAS TESTIFICALES

En cuanto a las peticiones de la Fiscalía Anticorrupción, se han centrado en la admisión de nuevas testificales de agentes de la Policía que participaron en las entradas y registros, volcados de información y elaboración de informes realizados en el marco de la investigación contra la trama Gürtel en 2009. Asimismo, la otra fiscal del caso, Concepción Nicolás, ha anunciado su adhesión a la solicitud formulada por acusaciones populares de que se cite en calidad de testigo al 'número dos' de la Gürtel, Pablo Crespo.

En cuanto a otras testificales, la defensa de José Luis Izquierdo ha renunciado a las declaraciones del responsable de la Gürtel en la Comunidad Valenciana, Álvaro Pérez 'El Bigotes', y de la empleada de Orange Market --la empresa de Correa que trabajó en dicha región-- Mónica Magariños.