El exjefe de la UCAO vuelve hoy a la Audiencia Nacional por sus 'gestiones' con Villarejo

Publicado 08/10/2019 7:27:50CET

Declarará por la pieza principal y cabe la posibilidad de que Podemos pida prisión provisional

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El que fuera jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional, Enrique García Castaño, volverá este martes a la Audiencia Nacional citado en relación a su presunta participación en diversos proyectos del comisario jubilado José Manuel Villarejo y será interrogado asimismo por su patrimonio, después de que se suspendiera la declaración al respecto la última vez, cuando la acusación popular que ejerce Podemos pidió revisar las medidas cautelares a fin de solicitar prisión provisional.

Este asunto está siendo investigado en la pieza principal de la macrocausa 'Tándem' desde que el pasado 4 de febrero el juez Manuel García Castellón acordó acumular a la instrucción sobre el 'clan' Villarejo las diligencias aparte que se estaban siguiendo sobre el ex jefe de la UCAO. Lo acordó, instado por Anticorrupción, al entender "innegable" que García Castaño estaba integrado en la misma presunta organización criminal objeto de las pesquisas.

En este contexto, fue citado a declarar el 26 de marzo para aclarar el origen de 600.000 euros en ingresos en efectivo detectados en sus cuentas bancarias y que los investigadores relacionan con una posible remuneración por "gestiones" que podría haber estado haciendo para Villarejo en un abuso de sus funciones policiales, como recabar información de terceros o conseguirle material para seguimientos, de acuerdo a las anotaciones del propio comisario y los audios que obran en la causa.

En aquel momento, explicó ante el juez y los fiscales que unos 100.000 euros de esos ingresos se debían a regalos de boda y, sobre el medio millón restante, ingresado a lo largo de 11 años, alegó que se trataba de reintegros en efectivo de dinero de los fondos reservados que él adelantaba de su bolsillo en el desempeño de sus funciones policiales. Se le imputan delitos de malversación, prevaricación, cohecho y blanqueo.

Para poder probar que no había mal uso del dinero público y que los ingresos eran en realidad compensaciones de pagos que él adelantó, su defensa instó al juez a pedir al Consejo de Ministros que desclasificase tanto la orden que regula el funcionamiento de los fondos reservados como el montante de los que estuvo manejando García Castaño durante todos los años objeto de la investigación, entre otras medidas.

Llegados a ese punto, el juez decidió suspender la declaración, que no se había completado, y volver a llamar a García Castaño cuando hubiese recabado permiso del Consejo de Ministros. No hubo así oportunidad de que se celebrase la vista de revisión de medidas cautelares que había solicitado previamente la acusación ejercida por Podemos y a la que Fiscalía Anticorrupción no se había opuesto, en aquel momento, por razones procesales.

'GESTIONES BIG'

El juez, tras informe favorable del Ministerio Público, finalmente envió exposición razonada al Consejo de Ministros solicitando la información y venia para que García Castaño hablase al respecto. Obtuvo por respuesta la orden reguladora de los fondos reservados, un documento de 1995 de carácter secreto y una petición de aclaración, pues se pedía más concreción sobre los pagos al ex UCAO que se querían conocer, de acuerdo a la documentación que obra en el sumario al que ha tenido acceso Europa Press.

La situación ha quedado en una suerte de 'suspenso', pues según las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, el Consejo de Ministros no ha remitido más información al juzgado. Sin embargo, García Castaño ha vuelto a ser citado este martes para completar aquella declaración y responderá sobre su patrimonio, bajo sospecha de que proceda de su relación con Villarejo.

De hecho, está citado por su presunta participación en otras tres piezas separadas de la causa precisamente por esas supuestas gestiones, 'Land', 'Iron' y 'Marbella'. En esta última ha sido imputado después de que el inspector jefe Constancio Riaño, que trabajaba en dependencia jerárquica de García Castaño, declarase como imputado el 23 de septiembre que cuando recababa datos de terceros en bases policiales y la reenviaba a un trabajador de Villarejo, lo hacía siguiendo sus instrucciones.

No obstante, a García Castaño también se le ha citado en relación a 'Kitchen', la pieza que investiga el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas para sustraerle documentación sensible del partido que podía obrar en su poder, utilizando para ello a un confidente a razón de 2.000 euros de dinero público al mes.

La convocatoria se produce meses después de la última al respecto y cuando ya han pasado por la Audiencia Nacional, entre otros, el funcionario que llevaba la cuenta de los fondos reservados, Miguel Ángel Bayo.

Contador