Expulsado un afiliado de Ciudadanos por apuntar a un posible fraude electoral en las primarias andaluzas

Javier Imbroda, de Cs, en un encuentro en Coín
CS
Publicado 25/10/2018 19:21:41CET

El militante, que llevó a los tribunales el proceso de elección del candidato por Málaga, pone en duda el sistema de voto telemático

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Régimen Disciplinario de Ciudadanos ha expulsado a un afiliado de la agrupación de Benalmádena (Málaga) por haber denunciado en los tribunales que pudo cometerse un fraude en las primarias en las que se eligió a los candidatos del partido para las próximas elecciones autonómicas andaluzas.

A este militante, Javier Carpio, se le abrió un expediente disciplinario el pasado 17 de julio a raíz de las informaciones publicadas por varios medios de comunicación en las que contaba que había presentado una denuncia en un juzgado de instrucción de Málaga contra el proceso de primarias de Cs, concretamente por la votación para escoger al cabeza de lista por esta provincia.

El elegido por los militantes en esa circunscripción fue el independiente Javier Imbroda, exseleccionador de España de baloncesto, que, con el 65% de los votos, venció a los otros dos aspirantes que concurrieron a las primarias.

En las informaciones publicadas en julio, Carpio advertía de que ninguno de los tres candidatos había recibido "garantías sobre la auditoría del recuento y los votos telemáticos" emitidos por los afiliados en las primarias. Además, aseguraba que era "facílisimo" usar el sistema "fraudulentamente" y criticaba que el partido no permitiera que nadie ajeno al aparato o al comité electoral pudiera conocer "los entresijos de la programación".

Durante la tramitación del expediente disciplinario, a Javier Carpio se le aplicó la suspensión de militancia como medida cautelar, y ahora la Comisión de Régimen Disciplinario ha decidido su expulsión definitiva del partido, que es la máxima sanción que contempla Cs para castigar los hechos que se consideran faltas muy graves.

POR "MENOSCABAR EL BUEN NOMBRE DEL PARTIDO"

En su caso, la infracción fue haber realizado manifestaciones públicas que "menoscaban el buen nombre del partido" y que "pueden ser consideradas desleales o contrarias a los intereses" de la formación por afectar a su imagen y la de sus órganos, según consta en la resolución del expediente, al que ha tenido acceso Europa Press. La decisión fue notificada a Carpio el pasado 4 de octubre y, en ausencia de recurso por parte del interesado, se convirtió en firme diez días después.

Aunque la denuncia judicial ha sido archivada, Carpio ha insistido, en declaraciones a Europa Press, en que el sistema de votación "en urna web sin auditar" carece de las garantías exigibles a un proceso electoral interno.

En aquellos partidos que han celebrado primarias en "urna de cristal" --yendo a votar presencialmente--, "han ganado los candidatos de las bases", ha indicado, poniendo el ejemplo del PSOE, con la victoria de Pedro Sánchez frente a Susana Díaz, y del PP, con la reciente elección de Pablo Casado como presidente.

AFIRMACIONES SIN PRUEBAS

En el documento, la Comisión rechaza las distintas cuestiones previas planteadas por el afiliado y destaca que reconoció la divulgación en medios de comunicación de sus impresiones sobre un supuesto fraude en las primarias de Cs en Andalucía aludiendo a la inexistencia de garantías en el proceso, y que lo hizo "obviando a los órganos competentes" del partido y "sin indicio de prueba".

La Comisión de Régimen Disciplinario sostiene que, ante cualquier sospecha sobre el sistema de votación telemática, los militantes deberían "respetar públicamente la imagen" de Ciudadanos y "reclamar la actuación de la Comisión de Garantías y Valores a fin de garantizar la transparencia del proceso interno".

Además, subraya que "todo el proceso electoral ha sido transparente, sin que haya existido denuncia de algún otro militante y de ninguno de los candidatos" que participaron en las primarias en la provincia de Málaga.