Publicado 15/07/2021 19:36CET

FAES asegura que Sánchez "lleva demasiado plomo" en las alas aunque quiera "levantar el vuelo" con la crisis de Gobierno

Archivo - El expresidente del Gobierno y presidente de FAES, José María Aznar, interviene en la entrega del X Premio FAES de la Libertad al líder opositor venezolano Juan Guaidó. En el Auditorio de CaixaForum, a 27 de mayo de 2021, en Madrid (España).
Archivo - El expresidente del Gobierno y presidente de FAES, José María Aznar, interviene en la entrega del X Premio FAES de la Libertad al líder opositor venezolano Juan Guaidó. En el Auditorio de CaixaForum, a 27 de mayo de 2021, en Madrid (España). - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press - Archivo

"No es un Gobierno para la recuperación, es un gobierno para la supervivencia", asegura la fundación que preside Aznar

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) considera que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, lleva "demasiado plomo" en las alas aunque quiera "levantar el vuelo" con la profunda remodelación en su gabinete anunciada el pasado sábado en el Palacio de la Moncloa. Es más, cree que no es un Gobierno "para la recuperación" sino para la "supervivencia".

"La creencia en que una crisis de Gobierno puede enmendar el rumbo político de aquel carece de base en los hechos. Es más bien un espejismo que se suele desvanecer pronto", asegura la fundación que preside José María Aznar en un texto del grupo de análisis de FAES bajo el título 'Plomo en las alas'.

La fundación señala que Sánchez presentó los cambios como "mucha sangre nueva, relevo generacional, más presencia de mujeres y otros recursos habituales que", a su entender, "por sí mismos no dicen nada de los nuevos ministros ni garantizan su eficacia ni su acierto".

"ENMIENDA A LA TOTALIDAD" TRAS LAS ENCUESTAS QUE LIDERA EL PP

Según FAES, Sánchez se ha decidido por "esta enmienda a la totalidad al 'Gobierno progresista' porque las cosas le van peor de lo que se podría imaginar, incluso a partir de las encuestas más optimistas para el PP". De hecho, apunta a que la derrota socialista en Madrid el pasado 4 de mayo es "bastante más extrapolable de lo que Sánchez reconocía".

"Lo más preocupante para Sánchez tal vez sea comprobar cómo su sobrexposición mediática amiga y sus larguísimas alocuciones han dejado de tener efecto; que su buenismo retórico no encaja con su condición de 'killer' polarizador y muchos españoles se están dando cuenta de ello; que hacer lo contrario de lo que se ha comprometido tiene un nombre y no es precisamente virtuoso. Aún así, Sánchez lo va a intentar", afirma la fundación en su análisis.

Sin embargo, cinco días después de esa remodelación, FAES considera que "no es un Gobierno para la recuperación, es un gobierno para la supervivencia, en la esperanza de que el cambio de ministros tape las grietas por las que ha entrado todo el agua que Sánchez cree haber achicado".

De hecho, la fundación destaca que esta semana dos temas de importancia política como Cuba y el fallo de Tribunal Constitucional sobre el estado de alarma "ya han dado la medida de lo que se puede esperar".

"LLOP NO SE REFIRIÓ A LAS PRESIONES"

Así, subraya que la nueva portavoz, Isabel Rodríguez, "eludía" este martes las preguntas de los periodistas para no calificar a Cuba de "dictadura" mientras que la nueva ministra de Justicia, Pilar Llopl, "se adentraba en la deslegitimación del fallo del Tribunal Constitucional, además de recurrir al argumento falaz, de impronta sanchista, de que el confinamiento ha salvado cientos de miles de vidas, cosa que el tribunal no discute ni objeta".

"A lo que no se refirió la señora Llop fue a las presiones denunciadas por uno de los miembros del tribunal para decantar el fallo hacia las tesis del Gobierno", afirma, en alusión a la supuesta llamada de la ya exvicepresidenta Carmen Calvo a la magistrada del TC Encarnación Roca que han publicado varios medios.

Por todo ello, FAES concluye en su análisis que "por mucho que se insista en el relato de un Sánchez maestro en sucesivas reencarnaciones", su crisis de Gobierno, "además de dejar heridas en los salientes, ha sido el reconocimiento de que su apuesta ha fracasado y de que, por mucho que quiera levantar el vuelo, en las alas lleva demasiado plomo".

Contador