Fallas.- Vecinos de las calles Sueca, Literato Azorín y Puerto Rico prohibirán en 2008 instalar luces en sus edificios

Actualizado 17/03/2007 19:10:05 CET

VALENCIA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de las calles Sueca, Literato Azorín y Puerto Rico acordaron ayer prohibir la utilización de sus edificios para la instalación del montaje lumínico que instala la falla Sueca-Literato Azorín. Serán al menos 30 patios los que no permitan la colocación de cables eléctricos y soportes en sus balcones para las fallas de 2008, según informaron a través de un comunicado.

Asimismo, señalaron que "con toda seguridad serán más las fincas que se sumarán a esta iniciativa" que recoge "el sentir generalizado" de la zona, ya que muchos "desconocen que basta con que un solo vecino se niegue, al ser la fachada una propiedad privada y por ley ningún organismo puede obligarles ni hacer uso de ella sin la autorización de todos los vecinos", apuntaron.

En este sentido, explicaron que la instalación se inicia el 12 de febrero "sin solicitar ninguna clase de permiso y finaliza una semana o diez días después de la Cremá, obstruyendo para ello la vía pública", por lo que "el desfase es total".

Así, criticaron que por un día oficialmente festivo, los vecinos "soportan 45 días de inhabilitación de bienes y servicios públicos, pero por los que pagan 12 meses de impuestos municipales, a lo que hay que añadir la inmovilización de sus vehículos".

Por ello, los afectados por este montaje anunciaron su intención de emprender todas las acciones legales para evitar que el próximo año "se repita la situación vivida en estas fallas con la instalación de 750.000 bombillas". Al respecto, señalaron que "para hacerse una idea de la magnitud de este montaje imposible en pleno centro urbano", en la Feria de Abril de 2006 se utilizaron 21.500 unidades.

Además, recordaron que hace unos días los vecinos denunciaron la existencia de dos depósitos de gasoil, con cinco mil litros, instalados en la calle, necesarios para generar electricidad. Aunque, el Ayuntamiento obligó a la falla a retirarlos y, en su lugar, instalar un transformador de la compañía Iberdrola.

Los vecinos adelantan su intención también, junto a la prohibición de la utilización de las fachadas, de iniciar los trámites necesarios para que el Ayuntamiento estipule los días concretos en los que se cortarán las calles, el voltaje permitido, que limite la contaminación lumínica y acústica, entre otras irregularidades. Se estima la posibilidad de declarar a Russafa "Zona de Alta Saturación Fallera" (ZASF). Todo ello para acotar la dimensión de unas fiestas que en este barrio han superado con creces el máximo de capacidad, cuestionando la habitabilidad y seguridad de vecinos y visitantes. En este punto los vecinos denuncian que el bloqueo de este barrio por los monumentos falleros y carpas para fiestas privadas es tal que ha obligado, ante la imposibilidad de acceso de servicios de emergencia o ambulancias medicalizadas, a evacuar camillas en volandas.