Actualizado 28/06/2007 23:02 CET

La familia dice que a Ruiz-Mateos le correspondan 700 días por redenciones de pena del caso Rumasa y no los 120 abonados

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La familia del empresario José María Ruiz-Mateos considera que le corresponden 700 días por el internamiento y las redenciones de pena que se le concedieron por el "caso Rumasa", del que finalmente fue absuelto, para que se le tengan en cuenta en el cumplimiento de los 3 años de cárcel por los que ingresó en prisión el lunes pasado.

En un comunicado remitido a Europa Press, la familia Ruiz-Mateos explica que el empresario estuvo "más de dos años en prisión por doce ingresos distintos" por el "caso Rumasa", a los que hay que sumar las redenciones de pena que se le concedieron, por lo que no comprenden el cómputo realizado por el tribunal sentenciador de 120 días, que se le aplicarán en la condena de tres años.

La familia insiste en que ha vuelto a solicitar la libertad de Ruiz-Mateos ante la Sección Decimosexta de la Audiencia Provincial de Madrid, a la que pregunta "qué haría si se tratase de su padre o su madre".

La nueva solicitud de libertad se basa en el delicado estado de salud del empresario y en su edad (76 años), por lo que el comunicado afirma que su internamiento "incumple claramente la ley". Además, insiste en que la condena es desproporcionada por tratarse de 21.600 euros y no haber perjudicados en el caso.