Los farmacias catalanas estudian un cierre patronal ante los impagos del Govern

Actualizado 11/10/2012 20:38:12 CET
EUROPA PRESS

BARCELONA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las cerca de 3.000 farmacias que existen en Cataluña votarán si decretan un cierre patronal parcial como medida de protesta ante los impagos del Govern, que todavía no ha abonado los 99 millones de euros que debía haber pagado hace seis días y desconoce cuándo podrá hacerlo.

En declaraciones a Europa Press, fuentes del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña han explicado que el próximo lunes está prevista una reunión entre los cuatro colegios catalanes, en la que se debatirá si consultan a todos sus colegiados sobre la idoneidad de organizar esta protesta.

La Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (Fefac), patronal que engloba a la mitad de las boticas, ha avanzado en un comunicado que apoya el estudio de esta medida de presión, dada la asfixia económica que provoca que a día de hoy estos establecimientos estén cobrando con uno 85 días de retraso desde que dispensan un medicamento.

El anuncio se produce el mismo día que el portavoz del Govern, Francesc Homs, ha reconocido que la Generalitat no ha podido realizar el pago por falta de fondos y no existe ninguna fecha para hacerlo este mes, si bien trabajan para encontrar el mecanismo que permita desencallar la situación.

Los farmacéuticos han lamentado la desprotección que existe sobre su trabajo y ha asegurado que el desánimo y las serias dificultades financieras comprometen la viabilidad de centenares de farmacias y el suministro de medicamentos a la población.

La Fefac, por su parte, ha insistido asimismo en que se plantean reclamar judicialmente los intereses derivados del retraso en el pago de las facturas, ya que a día de hoy las boticas abonan unos 9 millones de euros anuales como consecuencia de los primeros retrasos de 30 días que ya se empezaron a producir hace un año.

El incumplimiento del pago por parte del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) otorga el derecho de reclamar, asegura la patronal, si bien esto debe hacerse de forma individual, por lo que la Fefac "estudia las vías legales para proceder a esta reclamación y analiza la posibilidad de facilitar a los titulares de farmacia su tramitación".

El impago se ha producido después de meses de trabajo intenso y de colaboración con la Administración para aplicar el euro por receta y el aumento del copago farmacéutico, medidas decretadas por la Generalitat y el Gobierno, respectivamente, y que se han puesto en marcha con el concurso de las farmacias.