Actualizado 24/07/2007 14:38 CET

Feijóo proclama en el Día de Galicia que la identidad no puede "cercenar la libertad" y rechaza "fronteras artificiales"

Aboga por defender la lengua propia junto a las "mayoritarias de la humanidad" y ve "perfectamente compatible" sentirse gallego y español

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, advirtió hoy en la conmemoración del Día de Galicia de que "preservar" las señales de identidad "no puede convertirse en disculpa para cercenar la libertad" de cada uno y censuró la "tentación de establecer fronteras artificiales de tipo ideológico, económico o cultural".

En un manifiesto titulado 'A la medida de Galicia' con motivo del 25 de julio, que su partido adelantó un día, Feijóo admitió la "especial relevancia" de la identidad como "elemento diferenciador", pero puntualizó que "uno de los riesgos" al respecto radica en la "trampa" de erigir fronteras en base a "argumentos tras los que se esconden complejos de inferioridad, intereses electoralistas y cortedad de miras".

Tras realizar una ofrenda floral en el Panteón de Gallegos Ilustres en San Domingos de Bonaval, donde descansan los restos de figuras emblemáticas de la comunidad como Alfonso Daniel Rodríguez Castelao o Rosalía de Castro, el dirigente popular reivindicó la lengua, la historia y la cultura como "principales rasgos definitorios" de Galicia que, en el plano político, "se reconocen como nacionalidad".

Por ello, en su estreno en un acto de estas características desde que asumió el liderazgo del PPdeG, Feijóo consideró el establecimiento de fronteras "un paso atrás en el proceso de modernización que nadie puede negar a los gallegos". "Preservar nuestras señales no puede convertirse en disculpa para cercenar el derecho de todos y cada uno a disfrutar de su libertad", insistió.

Así, ante un auditorio compuesto por las facciones más jóvenes de su partido, a las que quiso dedicar este 25 de julio, Feijóo consideró que "ninguna fecha resulta más apropiada que ésta" para "reafirmar el irrenunciable compromiso galleguista del PPdeG".

SENTIRSE GALLEGO Y ESPAÑOL

En este sentido, proclamó que "ser, actuar y sentirse gallego es perfectamente compatible con ser, actuar y sentirse español de pleno derecho" y añadió que, "en este espíritu superador del aislamiento secular de Galicia", al obligado aprendizaje del idioma de la comunidad y del Estado "ahora se añade el de una tercera lengua como instrumento imprescindible para mantener viva la galleguidad en el mundo".

En su opinión, la defensa de las lenguas propias "junto con las mayoritarias de la humananidad" garantiza la exportación de la cultura gallega y el mantenimiento "para siempre de las señales de identidad". "Cuanto mejor conozcamos otros idiomas, más sencillo será exportar y dar a conocer nuestra lengua, nuestra cultura y nuestra historia por todo el mundo", aseveró.

Por ello, en una celebración dedicada a los jóvenes --"fotografía del presente y proyección del futuro", destacó-- apeló al argumentario de Ramón Cabanillas para invocar la "Galicia anhelada" y demandó a las nuevas generaciones "que se comprometan con el futuro de Galicia". "Que no tengan ideologías cerradas, ni pensamientos reducidos, ni posturas de conveniencia", concluyó.