Actualizado 28/06/2007 13:49 CET

Galdós afirma que las conversaciones entre PNV y EA están "en buena sintonía" aunque "todavía quedan flecos"

Condiciona la entrada de EB y Aralar en un futuro Ejecutivo si "cambian su postura y la flexibilizan"

BILBAO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de EA en Gipuzkoa, Iñaki Galdós, aseguró hoy que las conversaciones entre PNV y EA para configurar el Gobierno de la Diputación foral guipuzcoana están "en buena sintonía" aunque no se pueden dar por cerradas porque "todavía quedan flecos". En todo caso, afirmó que deberá ser la Ejecutiva Regional de Eusko Alkartasuna la que, el próximo lunes, decida al respecto.

Además, en una entrevista a ETB, recogida por Europa Press, condicionó la entrada de EB y Aralar en el futuro Ejecutivo del Territorio a que los representantes de la formación que lidera Javier Madrazo "cambian su postura y la flexibilicen".

Entre los temas acordados ya con la formación jeltzale se encontraría el que el área de Hacienda de la Diputación guipuzcoana estuviera en manos de EA, "no porque se desconfíe de la honradez de los hombres y mujeres del PNV, que está fuera de toda duda", sino porque, tras ls sucedido en el fisco guipuzcoano en los últimos meses "había que mandar un mensaje de que era necesario".

Sin embargo, el acuerdo con los 'jeltzales' no se encuentra "casi cerrado", según sus palabras "porque todavía quedan flecos". "En definitiva, creo que en Gipuzkoa existe voluntad por parte del PNV y EA de llegar a un acuerdo, pero también existe voluntad por parte del PSE", afirmó. Además, agradeció la "paciencia infinita y lealtad" con la que el PSE "está esperando la respuesta".

Por otra parte, afirmó que "a pesar de lo que han manifestado dirigentes de EB", EA se encuentra "abierta" a "cualquier acuerdo de Gobierno" y dijo no comprender las razones para que el partido de izquierdas se sienta dolido. Tras defender los programas que se exhiben en campaña electoral, afirmó que, un día después de los comicios "no se puede hacer como si no hubiera pasado nada".

Para Galdós, es EB la que "se ha autoexcluido del próximo Gobierno foral de Gipuzkoa" al afirmar "solemnemente y en reiteradas ocasiones" que nunca formarían parte de un Ejecutivo que mantuviera su apuesta por la incineradora. "Como queda constatado que tanto PNV, como PSE y EA abogan por continuar, por ejemplo, con el Plan de Residuos Sólidos, la autoexclusión está clara", explicó.

Sin embargo, manifestó que, en caso de que EB y Aralar "cambien de postura y la flexibilicen" se mostrarán "favorables y abiertos" a un Gobierno que les incluya. "Ya dije durante la campaña eñlectoral que ojalá se dieran las condiciones objetiva para que EB y Aralar pudieran gobernar con nosotros y ojalá fuera posible, pero yo creo que no se puede defraudar a la sociedad guipuzcoana", apuntó.

TRIPARTITO VASCO

Galdós aludió a las últimas manifestaciones de Ibarretxe e Imaz sobre la vigencia del tripartito vasco, para asegurar que "no son declaraciones contradictorias". "Creo -aseguró- que, por una parte, es clara la apuesta por el tripartito de los tres partidos que lo conformamos y el dibujo del tripartito como cauce central, como eje estratégico y columna vertebral de la sociedad vasca es algo deseable".

Sin embargo, manifestó que esta fórmula, "matemáticamente da para lo que da", por lo que se debe "ser consciente" de que "electoral y políticamente no se puede articular la gobernabilidad de toda la Comunidad Autónoma Vasca sólo con el tripartito, es un dato absolutamente objetivo".

Para Galdós, resulta compatible "una reflexión voluntarista, pero acertada de que el tripartito debe ser el eje en el que pivote la política vasca e institucional de los próximos años, si es posible a partir de 2009" con la constatación de "un dato objetivo" que es que, en la actualidad "no es una fórmula que garantice la gobernabilidad de la Comunidad Autónoma, porque, en algunos sitios, numéricamente, no es posible y en otros, aunque, matemáticamente, los números den, los proyectos de cada partido no son coincientes".

"Debemos desdramatizar esta cuestión -recomendó- porque hace cuatro años también había un Gobierno tripartito y, a la hora de constituir las Diputaciones de Gipuzkoa y Bizkaia, nadie reclamó la presencia de EB, por ejemplo".

En todo caso, el dirigente de EA apuntó "como un dato objetivo" que el nacionalismo "democrático institucional" no ha salido "fortalecido" en la pasada cita electoral, por lo que, en el futuro, deberá "mirar sus estrategias".

Por esta causa, abogó por "una catarsis en el nacionalismo democrático, porque está perdiendo fuerza" y consideró necesario "empezar a reflexionar y a establecer un discurso que se acomode mejor a las nuevas realidades sociales". En este sentido, apuntó que la confección de pactos "transversales" para garantizar la gobernabilidad de las instituciones sería la "consecuencia de una reflexión" y ahora se debe de entrar "en una fase previa".

DESLEALTADES

Respecto a las acusaciones de "deslealtad" formuladas por Josu Jon Imaz respecto a EA, Galdós lamentó "espectáculos que se ofrecen a la sociedad, como el de las últimas semanas". "Soy absolutamnete autocrítico y abogó porque se terminen este tipo de trifulcas entre los partidos políticos que lo que tenemos que hacer es solucionar los problemas", indicó.

Recordó su comparecencia, el día después de la constitución de los Ayuntamientos, en "una rueda de prensa dura" para los compañeros de partidos que rompieron la disciplina de voto, en la que afirmó que "los acuerdos están para cumplirlos y que representantes de EA cometieron un grave error". "Los partidos y los colectivos, cuando se equivocan, deben reconocerlo y, además de reconocerlo, pedir disculpas y poner en marcha mecanismos para corregir lo que ha hecho mal", dijo.

Señaló que la Ejecutiva Nacional de la formación se encuentra en conversaciones con los representantes de los municipios en los que se ha producido incumplimientos y dijo "hacer votos" para que se resuelva la situación sin recurrir a medidas disciplinarias. "Si existe un acuerdo es para cumplirlo y, si creemos que el tripartito debe seguir avanzando, las relaciones entre los partidos que lo conforman, deben ser mejores", dijo.

Por esta causa, animó a "evitar esta serie de declaraciones de unos contra otros" que, según sus palabras "en nada ayudan para que esa sima creciente entre sociedad y poolíticos no vaya creciendo".