El Gobierno admite que rechazó invitar a Torra a un foro internacional por sus ofensas a España

Quim Torra
EUROPA PRESS - ARCHIVO
Publicado 19/11/2018 14:10:36CET

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha admitido que rechazó invitar al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, al III Foro por la Unión por el Mediterráneo, celebrado en Barcelona el pasado octubre, ante sus reiteradas declaraciones públicas contra España.

De esta forma responde a una batería de preguntas planteadas por el portavoz adjunto del PDeCAT en el Congreso, Jordi Xuclà, con las que, entre otras cuestiones, pedía saber si el Ejecutivo había vetado a Torra de participar en foros internacionales como éste, en los que en el pasado sí se había invitado al presidente catalán.

Xuclá planteaba estos interrogantes tras conocerse unas declaraciones del propio ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en las que justificó que el Gobierno no hubiera invitado a Torro al último foro de la Unión por el Mediterráneo.

RIESGO DE DISTORSIONAR LA REUNIÓN

"El Ministerio de Asuntos Exteriores ha considerado no invitarles para no dar un escenario apropiado para que siguiese vilipendiando el buen nombre de España y para que no distorsionase esta reunión convirtiéndola en algo distinto a lo que debe ser", dijo en su día Borrell. Y en la misma línea va la respuesta que ahora el Ejecutivo ha dado a Xuclá.

En su texto, recogida por Europa Press, el Gobierno comienza recalcando que la práctica habitual en Reuniones Internacionales entre Estados, como la del III Foro de la Unión por el Mediterráneo, no contempla un papel participativo para las autoridades locales o regionales.

Eso sí, apunta que hay circunstancias que pueden aconsejar al Estado anfitrión (España en este caso) alterar dicha pauta con objeto de propiciar algún tipo de presencia por parte de una autoridad local o regional.

"NO CONCURRÍAN LAS CIRCUNSTANCIAS IDÓNEAS"

Sin embargo, recalca que "el tenor de las reiteradas declaraciones públicas del señor Torra descalificando al Estado del que es representante ordinario en Cataluña" ha llevado al Gobierno a considerar que en el caso del citado foro mediterráneo "no concurrían las circunstancias idóneas para hacer excepciones" a la citada regla.

Asimismo, el 'número dos' del PDeCAT en la Cámara Baja preguntaba al Gobierno si consideraba que este tipo de actuaciones o las declaraciones efectuadas por Borrell favorecían al establecimiento de puentes de diálogo con el Govern de la Generalitat.

En otra respuesta, el Ejecutivo destaca que la voluntad del presidente Pedro Sánchez es "recuperar la normalidad institucional y el diálogo" con la Generalitat de Cataluña, "prácticamente inexistente a lo largo de los últimos años".

NO CREE QUE TORRA QUIERA DIALOGAR

Y como muestra de ello menciona las diversas reuniones de las comisiones bilaterales que ha habido desde la llegada de Sánchez a La Moncloa, incluida la primera que mantuvo con Torra el pasado 9 de julio.

"Todos los ministros que integran el Gobierno trabajan en favor del diálogo con el actual equipo al frente de la Generalitat", subraya el Gobierno en su texto para remarcar, a renglón seguido, que para que un diálogo sea efectivo "debe haber una predisposición al mismo por ambas partes".

Y "el tenor de la intervención que el señor Torra planeaba hacer en el III Foro de la Unión por el Mediterráneo, de haberle sido posible, no parece poner de relieve voluntad de diálogo", concluye.

Contador