Actualizado 31/12/2007 17:08 CET

El Gobierno aprueba el convenio marco para la construcción de la línea de alta velocidad Zaragoza-Pamplona en Navarra

PAMPLONA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra aprobó en su sesión de hoy el convenio de colaboración entre la Comunidad foral y el Estado para la construcción de la línea del Tren de Alta Velocidad (TAV) entre Pamplona y Zaragoza. Navarra financiará 560 millones del tramo Castejón-Comarca de Pamplona, para unas obras que se prevé que estén finalizadas para 2012.

El vicepresidente del Gobierno y consejero de Economía y Hacienda, Álvaro Miranda, calificó hoy en rueda de prensa el acuerdo como "histórico" y explicó que el coste inicialmente previsto de las obras de la línea Zaragoza-Pamplona es de 1.030 millones de euros, de los que 470 corresponden al tramo Zaragoza-Castejón y 560 millones al tramo Castejón-Comarca de Pamplona.

Tanto Miranda, como la consejera de Obras Públicas, Laura Alba, felicitaron tanto al Ministerio de Fomento como al Partido Socialista de Navarra y, en concreto, a su secretario general, Carlos Chivite, por "la actitud mantenida para llevar adelante lo pactado en este Convenio".

Además precisaron, que tal como se había perfilado en la reunión de los Presidente Sanz y Zapatero, el costo de las obras correspondientes al ejecutivo foral será deducido de la aportación prevista en el Convenio Económico.

Concretamente, explicaron que la liquidación de la deducción se realizará a trimestre vencido de las obras de las obras que se vayan a llevar a cabo. Según Miranda, se pretende que los tramos Zaragoza - Castejón y Castejón - Pamplona se ejecuten acompasadamente, de modo que el final de las obras sea simultáneo.

Aunque el citado Convenio que se va a firmar no precisa fecha alguna de terminación de las obras, teniendo en cuenta que la tónica del Ministerio en este tipo de proyectos no adelanta calendarios concretos, Miranda subrayó "que la ejecución del proyecto referido finalizará en torno a los años 2011 y 2012".

CLÁUSULAS DEL CONVENIO

En las cláusulas del convenio se señala que el Ministerio de Fomento contratará la ejecución de las obras de plataforma y superestructura en los tramos entre Zaragoza y Castejón, y asumirá la dirección facultativa.

La Administración de la Comunidad Foral contratará la ejecución de las obras de plataforma y superestructura entre Castejón y la Comarca de Pamplona, hasta la nueva estación de Alta Velocidad, y le corresponderá la dirección facultativa de las obras de plataforma.

Según se señala en el Convenio Marco de colaboración, "al amparo de lo previsto en la Disposición Adicional Quinta del Convenio Económico entre el Estado y la Comunidad Foral de Navarra se procederá a realizar las correspondientes minoraciones de la aportación económica de Navarra al Estado en compensación por los gastos de ejecución de obras que, de acuerdo con el presente Convenio, asume la Comunidad Foral de Navarra tras le presentación de las correspondientes certificaciones de obra".

Los gastos de inversión relativos a la infraestructura y superestructura ferroviaria realizados por la Comunidad Foral por cuenta del Estado en virtud de encomienda de gestión serán gastos atribuidos a la Administración del Estado y no a la Comunidad Foral. El Ministerio de Economía y Hacienda se compromete a realizar, en el ámbito de sus competencias, las gestiones necesarias para que las operaciones de endeudamiento que vaya a realizar la Comunidad Foral dirigidas a la obtención de la financiación necesaria para el cumplimiento de las obligaciones derivadas del convenio y que exijan autorización del Estado puedan ser aprobadas por el Consejo de Ministros.

La Administración de la Comunidad Foral afrontará con cargo a sus propios recursos financieros la realización de los proyectos constructivos asumidos en el convenio, la apertura y mantenimiento de la oficina de gestión expropiatoria y la dirección de facultativa de las obras de plataforma asumidas. La financiación de la solución que se acuerde para el paso de Tudela será objeto de un convenio específico.

Con la finalidad de velar por el cumplimiento de las obligaciones asumidas en el Convenio e impulsar la ejecución de su contenido, así como resolver las dudas que puedan derivarse de la ejecución del mismo, se constituirá una Comisión de Seguimiento y Coordinación integrada por cuatro representantes de la Administración General del Estado y cuatro representantes de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra.

En el texto del Convenio Marco se subraya que tanto para la Administración General del Estado como para la Administración de la Comunidad Foral es un objetivo "esencial" la construcción de la Línea de Alta Velocidad Zaragoza-Pamplona, como primera fase en Navarra del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, incluido en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes 2005-2020 (PEIT).

Se señala asimismo que también constituye un objetivo prioritario para ambas Administraciones la promoción del uso del ferrocarril para el transporte de mercancías, así como la potenciación del transporte intermodal y la conexión ferroviaria con las áreas logísticas, por lo que la nueva línea se ha diseñado para tráfico mixto de viajeros y mercancías.