Actualizado 24/03/2011 19:07 CET

El Gobierno avisa que no tiene previsto prestar apoyo militar a ninguna flotilla que se dirija a la Franja de Gaza

Presentación de la segunda Flotilla de la Libertad
EP

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno asegura que no tiene previsto prestar apoyo militar a alguno a ninguna flotilla que se dirija hacia la Franja de Gaza dado que el Ministerio de Asuntos Exteriores tiene entre sus recomendaciones de viaje no dirigirse a esa zona.

Así lo pone de manifiesto el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria al diputado de Izquierda Unida (IU) en el Congreso, Gaspar Llamazares, a la que tuvo acceso Europa Press, tan sólo unos meses antes de que parta rumbo a Gaza la II Flotilla de la Libertad en un viaje en la se embarcarán los actores Alberto San Juan y Willy Toledo.

TODA LA AYUDA POSIBLE

En esta iniciativa también participarán políticos de Izquierda Unida como el senador Joan Josep Nuet o Inés Sabanés y otras personalidades del mundo de la cultura, como el ex director de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, o el vocalista de Celtas Cortos, Jesús Cifuentes, entre otros.

Pese a la citada advertencia, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero deja claro en su respuesta, a la que tuvo acceso Europa Press, que, a todos aquellos españoles que desoigan sus recomendaciones, prestará "toda la ayuda posible" en el marco de la protección diplomática y consular que les corresponde.

Dicho esto, el departamento que dirige Trinidad Jiménez informa de que, antes y después del ataque que sufrió la flotilla de activistas y miembros de ONG que se dirigían a Gaza el 31 de mayo de 2010, el Gobierno trabaja para evitar cualquier acción violenta contra buques que se dirijan a la zona dentro del mantenimiento de todas las vías de comunicación con las partes.

EL TRABAJO DEL GOBIERNO

Añade que ha puesto al servicio del objetivo el levantamiento del bloqueo de Gaza toda su capacidad de interlocución en Oriente Próximo para la plena rehabilitación económica y reconstrucción de la Franja, y recalca que también trabaja con las partes, y en el seno de la Unión Europea, en aras de ese objetivo.

Además, el Gobierno deja claro que realiza las gestiones oportunas para que los cooperantes españoles no vean obstaculizado su trabajo, singularmente en lo referido a sus condiciones de entrada, estancia y residencia tanto en Israel como en los territorios ocupados.

Para el Gobierno, la "única vía" para la consecución de una paz global justa y duradera en Oriente Próximo que ponga fin a la ocupación es el diálogo. "No creemos que las medidas de sanción planteadas en lo referido a acuerdos bilaterales o multilaterales sean positivas", sanciona.