El Gobierno belga dice que España puede decidir de manera "autónoma" a quien retira el estatus diplomático

Publicado 16/10/2018 22:51:44CET

BRUSELAS, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno belga se ha desmarcado este martes de la polémica abierta entre España y las autoridades flamencas por las críticas de éstas a la respuesta del Ejecutivo español al desafío secesionista en Cataluña, al tiempo que ha advertido de que España es "autónoma" para decidir a quien retira el estatus diplomático.

Este martes, el Ministerio que dirige Josep Borrell ha informado de su decisión de retirar el estatus diplomático al delegado de Flandes en España, André Hebbelinck, y ha advertido de que no acreditará en lo sucesivo a ninguna persona para desempeñar este puesto.

"Se trata de un problema entre Flandes y España, sin duda acentuado por ciertas declaraciones, especialmente en el Parlamento flamenco", ha indicado a Europa Press un portavoz del Ministerio de Exteriores belga.

"España puede decidir de manera autónoma quienes son los representantes a los que concede el estatus diplomático", ha añadido el portavoz.

Este martes, Borrell ha convocado al embajador de Bélgica en España para que explique las continuadas "descalificaciones" del presidente del Parlamento de Flandes, Jan Peumans, contra España.

Se trata de la tercera queja que el Gobierno español presenta por las críticas de Peumans, quien ha puesto en duda que España cumpla con los estándares para formar parte de "una Unión Europea democrática".

Hasta ahora la postura oficial de Bélgica ha sido la de tomar distancia y dejar claro que la política exterior la fija el Gobierno federal y no el presidente del Parlamento de Flandes, al que no ha trascendido que haya trasladado ningún mensaje a raíz del malestar expresado por España.

En cuanto a las instituciones flamencas, ni el Gobierno de Flandes, ni el Parlamento flamenco habían recibido a última hora de la tarde del martes notificación oficial de la decisión de Exteriores, según han señalado a Europa Press sus portavoces, que han coincidido en considerar "prematuro" reaccionar.