Publicado 23/06/2020 18:19:20 +02:00CET

El Gobierno confía en las opciones de Calviño para presidir el Eurogrupo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) y la ministra de Economía y vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño (d), llegan al Parlamento para intervenir en la sesión de Control al Gobierno
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) y la ministra de Economía y vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño (d), llegan al Parlamento para intervenir en la sesión de Control al Gobierno - Dani Duch / Pool

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno confía en las posibilidades de que su vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, se haga con la presidencia del Eurogrupo, foro que aglutina a los ministros de los países que comparten el euro como moneda común.

A pesar de que la candidatura de Calviño aún no se ha concretado formalmente --el plazo para hacerlo vence en la tarde noche de este jueves--, en el Ejecutivo de Pedro Sánchez se da por hecho la presentación de una opción que describen como "la mejor", según ha constatado Europa Press en fuentes gubernamentales.

Que se estén apurando los plazos para lanzar formalmente su candidatura responde al hecho de que los planes de España sólo podrían frustrarse si apareciese un rival que desbancara a Calviño. Es decir, la vicepresidenta tercera no dará un paso adelante si no tiene garantías de que será ella la elegida, apuntan fuentes del Ejecutivo consultadas por Europa Press.

El Gobierno cree contar con el apoyo de Alemania, Francia e Italia, entre otros, a la candidatura de Calviño, si bien ninguno de sus respectivos ejecutivos ha expresado ese respaldo de forma pública.

A nivel interno en España, los partidos de la oposición, desde Ciudadanos al PP, pasando por Vox, han apoyado la opción de que Calviño presida el Eurogrupo, al considerar que la coruñesa representa la cara más ortodoxa en el plano económico del Gobierno de coalición.

España lleva años ambicionando el puesto, para el que el Gobierno anterior de Mariano Rajoy llegó a presentar sin éxito a Luis de Guindos, que finalmente se retiró de la carrera y consiguió poco después la vicepresidencia del Banco Central Europeo.

Por ahora no se conoce ningún candidato formal a relevar al portugués Mario Centeno al frente de la presidencia del Eurogrupo, pese a los supuestos intentos de los países del norte de formar una alianza en torno a alguno de los dos nombres que han sonado como posibles alternativas a Calviño: el luxemburgués Pierre Gramegna --que ya fracasó en una elección anterior-- y el irlandés Paschal Donohoe, cuyo punto débil es que hoy por hoy y hasta que se concrete en su país la formación de un nuevo Gobierno se mantiene como ministro en funciones.

PROS Y CONTRAS DE LA ESPAÑOLA

A la espera de conocer qué ministros optan a ocupar la presidencia del Eurogrupo durante los próximos dos años y medio, fuentes comunitarias señalaron a Europa Press que "la reputación de Calviño es irreprochable", pero "también tiene un perfil muy pronunciado" .

Sus ocho años en las instituciones europeas, sus contactos en Bruselas y su papel de contrapeso de Podemos en el Consejo de Ministros hacen que la española gane posibilidades si decide presentar su candidatura. A su favor también debe sumarse el hecho de que la presidencia del Eurogrupo seguiría con su eventual nombramiento en manos de un país del sur del bloque y de la familia socialdemócrata, aunque es cierto que Calviño no está afiliada al PSOE, algo que también ocurre en el caso de Centeno.

En su contra juega el hecho de que España vaya a ser, junto a Italia, una de las economías más afectadas por la crisis de la Covid-19 en un momento en el que las reuniones del Eurogrupo estarán en gran medida relacionadas con la respuesta europea a la pandemia. "Los polos en los debates no deberían asumir posiciones europeas, es difícil que sean creíbles como constructores de puentes", apuntan otras fuentes consultadas.

Asimismo, una fuente diplomática de la UE indicó a Europa Press que en el Norte de la UE no se habían olvidado aún las declaraciones de Nadia Calviño en 2018 respecto del pequeño tamaño y porcentaje de voto de los países de la Nueva Liga Hanseática, que agrupa a países considerados económicamente ortodoxos como Finlandia, Suecia, Dinamarca, Estonia, Letonia, Lituania, Holanda, Irlanda, República Checa y Eslovaquia.

Sea quien sea la persona elegida para sustituir a Centeno, se convertirá la cuarta en ocupar la presidencia del Eurogrupo, un cargo que desde su puesta en marcha en 1998 sólo ha sido ocupado por hombres, puesto que estrenó el cargo el luxemburgués Jean-Claude Juncker y su sucesor fue el holandés Jeroen Dijsselbloem.

Contador