El Gobierno dice que los miembros de Mossos se despidieron de forma cordial y sin quejas del acto de la Guardia Civil

Publicado 09/10/2019 18:49:31CET
Acto de celebración de la Patrona de la Guardia Civil en Catalunya en la comandancia de Sant Andreu de la Barca (Barcelona)
Acto de celebración de la Patrona de la Guardia Civil en Catalunya en la comandancia de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) - EUROPA PRESS

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno y la Guardia Civil en Cataluña han asegurado este miércoles que los dirigentes de los Mossos d'Esquadra y de la Conselleria de Interior de la Generalitat se han marchado del acto por la patrona del instituto armado en Barcelona tras despedirse de los anfitriones de forma cordial y sin expresar ninguna queja por el discurso del general jefe del instituto armado.

Fuentes del Gobierno han explicado a Europa Press que no tienen constancia de ninguna queja transmitida en la celebración de la patrona de la Guardia Civil que se ha desarrollado en la comandancia de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) por un discurso del jefe del cuerpo en Cataluña, general Pedro Garrido.

Poco después del acto, fuentes de la Conselleria indicaron a Europa Press que los representantes de la Generalitat y de Mossos presentes en el acto se habían marchado al sentirse ofendidos, "en protesta con los discursos y especialmente las referencias" al mayor cesado Josep Lluís Trapero y la intendenta Teresa Laplana, investigados por la Audiencia Nacional.

A la celebración del Día de la Guardia Civil habían asistido el secretario general de la Conselleria de Interior, Brauli Duart; el director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer, y el comisario jefe de la policía autonómica, Eduard Sallent, que han permanecido en el acto hasta el final del desfile, aunque no han acudido al aperitivo posterior.

Antes de abandonar el acto, Brauli Duart y Pere Ferrer se han despedido de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera; el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y el propio Pedro Garrido.

Fuentes de la Guardia Civil sostienen que la despedida ha sido cordial y una vez finalizado el acto oficial, aunque los representantes de Mossos y Generalitat han evitado quedarse al ágape servido a continuación. Fuentes gubernamentales añaden, además, que en ningún momento en los discursos se ha hecho referencia explícita a Trapero y ponen en valor la buena sintonía entre la policía catalana y las Fuerzas de Seguridad del Estado en lo referente al dispositivo conjunto ante las posibles protestas por la sentencia del 'procés'.

EL DISCURSO DEL GENERAL JEFE

Garrido ha pronunciado un discurso en el que se ha referido a la inminente sentencia del Tribunal Supremo sobre el proceso soberanista y a las resoluciones que "en un futuro puedan emitir otros tribunales sobre otros hechos relacionados".

En concreto, ha defendido el papel de la Guardia Civil durante el referéndum del 1-O y ha avisado que combatirán "sin tregua" a quienes ansíen la independencia "siguiendo de una u otra manera la senda del terror". "Lo volveremos a hacer", ha dicho sobre las actuaciones bajo tutela del Poder Judicial.

El general jefe ha resaltado que, al margen del resultado del fallo del Supremo, lo que importa a la Guardia Civil es que ha contribuido a la cimentación de esa resolución con un trabajo "objetivo, riguroso y exhaustivo". También ha recordado que la Guardia Civil investigó "actuaciones criminales supuestamente cometidas por personas relevantes de las instituciones autonómicas para llevar a cabo un proyecto secesionista para Cataluña".

El jefe de la Guardia Civil en Cataluña también ha felicitado a los agentes por la operación en la que se detuvieron a nueve miembros de los CDR que presuntamente tenían sustancias que podían ser explosivas o incendiarias.

Para él, esta operación "enfrenta a todos a la realidad de que las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten, con más facilidad de la que se podría pensar o desear, en tan solo el rictus que disimula el odio y la mezquindad capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento bajo la justificación de la defensa de una causa que la ley no contempla".

JUICIO EN LA AUDIENCIA NACIONAL

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará a Trapero y a Laplana a partir del 20 de enero de 2020, junto al exdirector general de la policía catalana Pere Soler y el exsecretario general de la Conselleria Cèsar Puig.

La Fiscalía solicita en su escrito de conclusiones provisionales 11 años de prisión para Trapero, Puig y Soler por un supuesto delito de rebelión, mientras que Laplana se enfrenta a cuatro años de cárcel por presunta sedición.

Este lunes la Policía Nacional también celebró en Cataluña el día de su patrón contando con la presencia de representantes de la Consejería de Interior y Mossos d'Esquadra, un acto en el que se puso en valor que "por encima del color del uniforme, por encima del cuerpo al que pertenecen", todos los policías sirven a los ciudadanos.

Contador