Publicado 24/03/2022 19:05

El Gobierno se queda con 153 escaños en el Congreso tras la salida de Meri Pita y en junio perderá a Nueva Canarias

Archivo - Imagen de recurso de la diputada canaria Meri Pita.
Archivo - Imagen de recurso de la diputada canaria Meri Pita. - CEDIDO POR PODEMOS - Archivo

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La decisión de la diputada Meri Pita de abandonar Unidas Podemos y pasarse al Grupo Mixto va a dejar al Gobierno de coalición con un respaldo de 153 escaños, dos menos a los que tuvo en la investidura de Pedro Sánchez, y además el próximo mes de junio perderá el apoyo de Nueva Canarias (NC), su socio en el archipiélago, que cede el acta a Coalición Canaria (CC), más crítico con el Ejecutivo.

Cuando Sánchez fue investido presidente en enero de 2020 contaba con 155 diputados, los 120 del PSOE más los 35 de Unidas Podemos, pero en el último año el grupo confederal ha perdido dos escaños, ambos de Canarias: Alberto Rodríguez, inhabilitado tras ser condenado por el Tribunal Supremo, y ahora Meri Pita, que ha dado un portazo con críticas a la dirección de Podemos.

El escaño de Rodríguez sigue vacío, ya que el ex secretario de Organización del partido sigue pensando que se lo han arrebatado y los siguientes de la lista no han querido asumirlo. El de Meri Pita se irá con ella al Grupo Mixto, donde ya hay otro disidente, Pablo Cambronero, que abandonó Ciudadanos en mayo de 2021 pero tampoco renunció al acta.

A la vista de lo ocurrido con el decreto ley de la reforma laboral, que se salvó de la derogación gracias al error de un diputado del PP (Alberto Casero), dos escaños menos pueden provocar algún quebradero de cabeza al Gobierno de coalición en esta legislatura de mayorías ajustadas.

Pero, además, en unos meses el Gobierno va a perder a uno de sus socios habituales, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que en junio cederá su escaño por Las Palmas a Coalición Canaria(CC) --María Fernández es la siguiente en la lista-- en virtud de los acuerdos que ambos partidos firmaron al presentarse en coalición en 2019. Y el Gobierno ya sabe por Ana Oramas que la posición de CC no es tan afín como la de NC.