Publicado 02/12/2020 12:39CET

El Gobierno responde a Podemos que las elecciones catalanas no pueden condicionar ni la reforma penal ni los indultos

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (i) y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo (d), durante una sesión de control al Gobierno en el Senado
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (i) y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo (d), durante una sesión de control al Gobierno en el Senado - EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL - Europa Press

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha querido dejar claro este miércoles que los tiempos electorales y los comicios catalanes del próximo 14 de febrero no pueden condicionar ni la tramitación de los indultos de los presos independentistas ni la reforma del Código Penal que, entre otras cosas, modificará a la baja el delito de sedición.

Moncloa responde de este modo al emplazamiento que este martes realizaron en el Congreso sus socios de coalición de Unidas Podemos para que los condenados por el 'procés' salgan de prisión antes de los comicios catalanes, ya sea por la vía de los indultos o por la de la reforma del Código Penal.

Fuentes gubernamentales explican, por un lado, que la tramitación de los indultos debe seguir su curso y que no se pueden acelerar los pasos necesarios. Es decir, que las peticiones para indultar a los políticos independentistas presos llegarán a la mesa del Consejo de Ministros "cuando toque", después de que se hayan emitido todos los informes que marca la ley.

LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL "NO ESTÁ TERMINADA"

Y en cuanto a la reforma del Código Penal, las fuentes consultadas recuerdan que es una cuestión en la que el Ministerio de Justicia de Juan Carlos Campo lleva meses trabajando, que forma parte de las previsiones del Gobierno, pero que todavía "no está terminada".

Aunque hasta hace días era el propio Campo el que aseguraba que quería tener lista la reforma antes de final de año, ahora el Gobierno evita dar plazos y, en todo caso, lo desvincula de las elecciones catalanas y de los ritmos electorales.

Para leer más