Gobierno vasco dice que sociedad y partidos esperan "los deberes" de la IA sobre lo que ha supuesto la violencia de ETA

Publicado 15/12/2014 10:54:30CET
EUROPA PRESS

Cree que el 'suelo ético' está "bien" y no hay que hacer "operaciones extrañas", aunque se puede profundizar "para intentar integrar a todos"

BILBAO, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha afirmado que la sociedad y los partidos políticos esperan "los deberes" de Sortu sobre lo que ha supuesto la violencia de ETA. Además, cree que el 'suelo ético' está "bien" y no hay que hacer "operaciones extrañas", aunque sí considera que se puede profundizar en él "para intentar integrar a todos".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Fernández se ha referido a la reformulación de un nuevo 'suelo ético' que propone el presidente de Sortu y portavoz parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, con una nueva "terminología".

En este sentido, ha dicho que no sabe si hace falta algo nuevo porque "lo que existe es bueno y está bien". "Seguramente, lo que hace falta es desarrollarlo, ampliarlo, complementarlo, pero, teniendo en cuenta que lo que está escrito está bien y es una base importante de consenso, no hay que cambiarlo, no hay que buscar operaciones extrañas, sino, en todo caso, profundizar para intentar integrar a todos y para que todo el mundo se sienta cómodo y considere que se da un escenario de confianza mínima entre todas las posiciones", ha señalado.

A su entender, el principal problema existente ahora para que se establezcan acuerdos entre diferentes "es que las valoraciones que se hacen sobre lo ocurrido en el pasado no son todavía compatibles como para hacer posible un acuerdo".

"Y ése es el obstáculo que tenemos que resolver: qué decimos sobre el pasado, qué podemos decir juntos sobre el pasado que consideremos que es suficiente para todos. Y ahí está, sobre todo, el handicap principal. En ese pasado tenemos realidades muy duras que hay que enfrentar, y una de ellas es la valoración que se hace de la violencia de ETA, con 850 asesinatos", ha subrayado.

Para Fernández, ése es "un elemento muy importante", y ha apuntado que eso no significa que haya habido otras violencias como las del GAL, el Batallón Vasco-Español o los abusos policiales, "que también merecen una valoración específica, clara y crítica".

"Pero, en este momento, la valoración de lo que ha supuesto la violencia de ETA, es un elemento fundamental a la hora de buscar una relación de trabajo compartido", ha apuntado.

El Secretario de Paz y Convivencia cree que "ahí tiene más deberes que hacer Sortu que los demás", lo mismo que, "en otros ámbitos, son otros los que tiene más deberes que hacer". "En ese ámbito, la izquierda abertzale está pendiente de un trabajo que el resto de la sociedad y las fuerzas políticas está esperando", ha aseverado.

PONENCIA DE PAZ

Tras admitir que la ponencia de paz del Parlamento vasco "no funciona", ha recordado que se trabaja para que se ponga en funcionamiento, "pero hay muchas cosas que están funcionando en el ámbito municipal, en el social y entre las víctimas".

"Y todo eso es construcción de proceso de paz y convivencia, y está ocurriendo a todas horas todos los días en este país porque tenemos una sociedad que quiere avanzar y pasar página con una visión crítica de lo que ha ocurrido", ha subrayado.

Jonan Fernández cree que se tiene que constituir "un espacio en el que las grandes tradiciones o familias políticas de este país se sienten juntas a hablar de este tema". "Yo creo que es de sentido común. La sociedad lo espera, lo exige y va a ocurrir, un poco más pronto o un poco más tarde, sin ninguna duda. No hay otro futuro posible que no sea ése. Y cuanto más se retrase, peor para quien lo retarde", ha añadido.

Por ello, ha asegurado que "el lugar más lógico para que eso ocurra es el propio Parlamento". "No tiene ningún sentido que haya una ponencia sobre autogobierno en la que están las cuatro familias políticas representadas y que no haya una ponencia de paz y convivencia", ha indicado.

De esta forma, ha dicho que "se está en esa transición en la que lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer, pero va a ocurrir y ese foro se va a constituir, seguro". AVANCES

El Secretario de Paz y Convivencia ha afirmado que, en el ecuador de la legislatura, puede decir que, "a pesar de las dificultades, se avanza y se mejora". En relación con el Plan del Gobierno vasco, cree que "hay un cumplimiento muy alto", pero considera que el balance los acuerdos políticos "no es muy positivo".

"El lastre del pasado es todavía demasiado grande y pesa en nuestra capacidad de alcanzar consensos. El dolor del pasado es condicionante en nuestra lectura divergente del pasado y hace que todavía la posibilidad de llegar a acuerdos no sea factible, pero eso también se superará", ha añadido. En este sentido, ha dicho que "se están creando condiciones para que así sea".

Jonan Fernández ha manifestado que han pasado tres años y algunos meses desde que ETA decretara el fin de la violencia y, aunque "puede parecer mucho tiempo, comparado con otros procesos similares en otros lugares, todavía es poco tiempo".

A su juicio, en todo caso, "el cambio que ha pegado esta sociedad es muy grande, es un cambio a mejor clarísimo". "La vida social está normalizada y ése es el tractor de garantía que hace irreversible este proceso", ha indicado.

Por ello, es optimista, aunque ha reconocido que "existen problemas" porque "está pendiente el desarme", hay "problemas también con la política penitenciaria y con la lectura crítica del pasado, pero son tareas que están encima de la mesa". "Las estamos abordando y nos costará unos meses más o unos meses menos, pero iremos resolviendo también esos problemas", ha afirmado.

PINTADAS EN LOS BATZOKIS

Preguntado por las pintadas realizadas en los batzokis en los últimos días, ha apuntado que es necesario "incorporar una nueva cultura política en la manera de hacer las cosas".

"Nadie tiene toda la razón. Hay sectores que han estado pensando que eran dueños de la verdad y de la razón, y eso necesita un cambio de cultura política profunda. Y todavía hay quien piensa que todavía tiene toda la razón y que, por lo tanto, puede imponer sus tesis sin tener en cuenta la legitimidad de la de los demás", ha señalado.

Por ello, ha recordado que una gran parte del Plan de Paz y Convivencia está orientado a la educación, no sólo en las escuelas, sino a la divulgación social de principios y prácticas democráticas y éticas que "son fundamentales en la política".

En esta línea, ha dicho que, quien realiza pintadas en la sede de un partido político, se puede considerar "que tiene una mentalidad impositiva, que no tiene en cuenta el respeto debido a los que piensan diferente".

Para leer más