Actualizado 07/01/2011 16:44 CET

González Pons: "el problema" es "qué hace el país con los malos políticos"

Rueda de prensa de Esteban González Pons
EP

MÁLAGA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha indicado que "el problema no es qué hacer con España", sino "qué hace España con los malos políticos", en relación con las declaraciones del ex presidente del Gobierno Felipe González en las que afirmaba que, "con la edad que tengo, que gane la derecha o tal no me va a quitar el sueño, sino que gane sin decir nada y sin proponer nada y sin saber qué hacer con este país".

Además, el dirigente del PP ha añadido que "hace mucho tiempo" que a los españoles "sí les quita el sueño que no les llamen a votar, a decir lo que piensan, lo que quieran o lo que esperan", así como "no tener empleo, perder poder adquisitivo, que les bajen la pensión o que les suban la luz o el gas y también les quita el sueño quién les gobierna".

González Pons, que ha estado en Málaga en la junta directiva del PP-A, ha señalado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "haciendo que España vaya mal, lo que está consiguiendo es que a los españoles aún les vaya peor".

Ha aseverado que "España va mal" y ha añadido que si es verdad que cuando "España va bien, va mejor para todos los españoles", y que cuando el país va mal, "va mal para los españoles", no es menos cierto que "cuando España va mal, va peor para los que más dificultades tienen", como los parados, los jubilados, los jóvenes, las mujeres que se incorporan al mercado laboral y para los que tienen menos capacidad para poder defenderse, entre otros.

PROBLEMAS

Por otro lado, el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular ha indicado que en España hay "dos problemas muy graves", como son, a su juicio, el problema social y la credibilidad internacional.

En relación con el primero, ha asegurado que Rodríguez Zapatero ha conseguido que la crisis social sea "la más grave que hemos padecido desde que los que estamos aquí tenemos memoria", por lo que ha añadido que ahora la "grave" no es la crisis económica, sino la social.

En este sentido, se ha referido a los parados y ha añadido que "no son sólo cifras sino auténticos dramas". Por ello, ha señalado que el Gobierno "ha abandonado la bandera de la política social" y "hoy en España el PP toma esa bandera", asegurando que "no queremos un cambio, necesitamos un cambio".

Con respecto a la credibilidad internacional, ha afirmado que "tenemos un verdadero problema de crédito internacional, de credibilidad y de presentabilidad de quien gerencia España en el mercado internacional".

Por otro lado, ha afirmado que si Zapatero "no ya por patriotismo, aunque sólo sea por solidaridad, llega a la conclusión de que representa un lastre para la credibilidad de España, el mejor favor que le podría hacer, no ya a la patria, sino a los 4,5 millones de parados es marcharse y dejarle el sitio a alguien en quien se pueda confiar".

"Nadie, ningún político responsable aceptaría seguir un día más en la Presidencia del Gobierno sabiendo que puede ser un lastre para el crédito internacional de su país", ha apostillado.

Asimismo, González Pons ha agregado que hay "un problema de desorganización en el seno del Gobierno", ya que, entre otros factores, éste "ha renunciado a su programa electoral, ha negado la realidad y ha negado sus principios, sus políticas tradicionales y, en el que hoy no se sabe quién ejerce qué papel, en el que no hay autoridad interna".

"Tenemos un Gobierno que antepone los intereses económicos a los derechos humanos y eso España no se lo merece porque España antepone la defensa de las personas a la defensa de la economía". En este sentido, se ha referido al Sáhara y ha afirmado que el Gobierno "falló" cuando tuvo que demostrar que le importaba más las personas que los intereses, al igual que cuando ha venido el representante del Gobierno chino donde, a su juicio, "ha vuelto a anteponer los intereses a las personas".

Para González Pons, "hay muchas razones para pedir ayuda y colaboración a China, pero ninguna que excluya la defensa de los derechos humanos en China y en cualquier parte del mundo"

ENCUESTAS

González Pons ha recordado que las encuestas "son la foto de un momento determinado, son las notas de un examen parcial", por lo que "no son el resultado". Ante ello, ha afirmado que, aunque las encuestas digan que "vamos bien y podemos ir mejor", también tienen que transmitir "una gran responsabilidad", y es la de saber que si "las cosas siguen así nuestros programas electorales se van a convertir en programas de gobierno". No obstante, ha aseverado que con las encuestas en la mano el PP "puede ganar en todas las comunidades autónomas".

Por otro lado, ha afirmado que "el cambio que va a atravesar ayuntamientos y comunidades autónomas y que va a afectar al Gobierno central empieza en Andalucía, en la Convención Nacional del PP, en Sevilla", y ha precisado que "será muy importante" votar en mayo, ya que "votaremos 'Zapatero sí o Zapatero no', cambio sí o cambio no".