Actualizado 20/01/2011 14:51 CET

Gorka Mayo aparecía en documentos de ETA como disponible "para todo"

Gorka Mayo y Txelui Moreno, 8 enero 2011.
EUROPA PRESS

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El papel de Gorka Mayo como comisario político de ETA en el seno de Batasuna podría remontarse al año 2002. La extensa documentación interna de la banda que obra en poder de las fuerzas de seguridad datan los primeros indicios de su pertenencia a Ekin en los papeles incautados al que fuera jefe militar Ibon Fernández de Iradi, alias 'Susper'. Con apenas 23 años, Gorka Mayo ya era considerado por el aparato de captación de ETA como disponible "para todo".

Según han explicado a Europa Press fuentes de la investigación, esta es la clasificación que la banda emplea para designar a los perfiles de posibles terroristas que consideran disponibles para cualquier cometido, incluso para formar un comando armado y perpetrar atentados. Además, en la ficha que ETA tenía de Mayo, se incluye una mención a Ekin, lo que revela su posible integración --ya en 2002-- en la estructura encargada de cumplir y hacer cumplir las directrices de la banda en todo el entorno del MNLN.

La detención por parte de la Guardia Civil de Gorka Mayo en la madrugada del pasado martes causó una gran sorpresa entre los sectores de la izquierda abertzale. Mayo estaba considerado como un histórico 'fontanero' de Batasuna en Navarra con la que colaboraba activamente a la hora de organizar ruedas de prensa, concentraciones y otras labores siempre desde un discreto segundo plano. También en los últimos meses en los que la formación ilegalizada ha escenificado su apuesta por las vías exclusivamente pacíficas.

Sin embargo, la Guardia Civil tiene indicios que prueban como Mayo, desde hace muchos años, ha compaginado esa labor pública con otra función más soterrada como dirigente de Ekin. De hecho, tienen constancia de que desde 2001 ha "comunicado" --informar a sus superiores-- un gran número de movilizaciones de la izquierda abertzale (manifestaciones en apoyo de los presos, defensa del euskera, actos en favor de la independencia, ruedas de prensa...).

Esta función de compaginar su papel en Batasuna con el de comisario político de Ekin se enmarca en las instrucciones de ETA, que apostó porque sus emisarios realizasen una labor integral en dentro de la izquierda abertzale. De este modo, "obligatoriamente" debían llevar a cabo un "trabajo desdoblado".

ETA A EKIN: TRABAJAR "DESDOBLADOS Y "ANÓNIMAMENTE"

"Debemos desarrollar una dinámica duradera y permanente, mediante el trabajo de desdoblados realizándolo anónimamente", ordena ETA en sus funciones asignadas a Ekin a la que insta además a aprovechar la "interrelación práctica de todas las fuerzas y opciones existentes (en la izquierda abertzale)".

Recientemente, Mayo había participado en reuniones orgánicas con representantes de otras estructuras ilegalizadas de la izquierda 'abertzale' y también hay constancia de sus encuentros con otros dirigentes de Ekin, detenidos el pasado mes de septiembre acusados de integrar la dirección nacional del entramado.

A estas citas asistía mostrando una especial preocupación por la seguridad y tomando todo tipo de medidas, tanto a la entrada como a la salida. Tal era la obsesión por evitar seguimientos que la Guardia Civil llegó a detectar a varias personas realizando labores de contra vigilancia en las inmediaciones de los lugares donde se producían las reuniones.

Gorka Mayo también fue detectado celebrando una reunión con los portavoces de Batasuna en Navarra Santi Quiroga y Marine Pueyo justo antes de que estos dos últimos celebrasen una rueda de prensa en un hotel de Pamplona para valorar las reacciones de los partidos políticos a navarros a la iniciativa de Batasuna denominada 'Alternativa garaia/ Generando la alternativa, Nafarroa XXI' del pasado noviembre.

Gorka Mayo fue detenido la noche del lunes al martes junto a otros cinco presuntos miembros de Ekin --entre ellos, Iker Moreno, hijo del portavoz de Batasuna, Txelui Moreno-- en el marco de una operación desplegada por la Guardia Civil. "No ha sido una buena noche para el entorno de ETA, definitivamente no ha sido su mejor noche", celebró el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien definió a Ekin como "una organización ilegal de ETA que intenta imponer las tesis de ETA en la izquierda abertzale".

Ya el pasado 14 de septiembre las fuerzas de seguridad llevaron a cabo otra operación a gran escala contra la estructura de Ekin en la que fueron detenidos 9 de sus integrantes, concretamente los presuntos responsables a nivel nacional del entramado por lo que el Ministerio del Interior lo dio por desarticulado.