Publicado 08/03/2021 21:37CET

Iglesias destaca que el "lawfare" contra Lula queda "en nada" pero su efecto es que "hoy manda Bolsonaro en Brasil"

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, mantiene una reunión telemática con el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli,
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, mantiene una reunión telemática con el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, - DANI GAGO/VICEPRESIDENCIA SEGUNDA DEL GOBIERNO

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha destacado que las causas contra el expresidente de Brasil Lula da Silva, que ejemplifica el "lawfare" para "abrir el camino a la ultraderecha", al final "han quedado en nada" aunque su efecto es que hoy el país esté dirigido por Jair Bolsonaro.

Así lo ha indicado tras conocer que el Tribunal Supremo de Brasil ha anulado este lunes las condenas relacionadas con la trama de corrupción Lava Jato a Lula da Silva (2003-2011) y le ha restituido sus derechos políticos, por lo que podría presentarse de nuevo a la elección de cargo público.

"El lawfare contra Lula para evitar que fuera candidato y abrir el camino a la ultraderecha, ejemplifica el nuevo modus operandi de los grandes poderes. Al final ha quedado en nada, pero hoy manda Bolsonaro en Brasil. Ahora a ganar Lula", ha subrayado en un comentario en Twitter para desear la victoria del exmandatario brasileño en los próximos comicios.

En la misma red social se ha pronunciado el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, para indicar que "el juez (Sergio) Moro inhabilito" a Lula como candidato cuando "iba primero en las encuestas".

"Ganó el ultraderechista Bolsonaro, que hizo a Moro Ministro de Justicia. PP y VOX tomaron apuntes de lawfare. Hoy el Supremo anula las condenas. Pero Bolsonaro sigue de presidente", ha desgranado.

El magistrado Edson Fachin ha señalado que el tribunal que juzgó al expresidente brasileño no era competente por lo tanto quedan anuladas por una cuestión procesal las condenas correspondientes a los casos del Instituto Lula, el tríplex en Guarujá (Sao Paulo) y el caso Atibaia.