24 de febrero de 2020
 

Iglesias, dispuesto a liderar Podemos, dice que su objetivo es la "unidad popular", no una coalición de partidos

Actualizado 04/07/2015 21:53:35 CET
Pablo Iglesias en la presentación de un libro
EUROPA PRESS

Afirma que PSOE y PP estarían "tranquilos" con un "frente de izquierdas" y que las reuniones de líderes en los despachos "ya no sirven"

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado de Podemos Pablo Iglesias ha afirmado este miércoles que está dispuesto a asumir formalmente la dirección de su partido si se lo piden y, sobre la posibilidad de converger con otras fuerzas políticas, ha subrayado que para su partido "lo fundamental no es la unidad de siglas, sino la unidad popular".

Así lo ha afirmado Iglesias en una entrevista en la Ser recogida por Europa Press en la que ha recalcado que "los poderosos" estarían "muy contentos y muy tranquilos si se vieran frente a una coalición de partidos". "Quien piense que esto es un problema de unión de siglas o de pactos por arriba se equivoca", ha dicho.

En esa línea, ha insistido en que Podemos no busca un "frente de izquierdas", aunque "mucha gente de buena voluntad piense que sería una cosa preciosa", y cree que eso "le encantaría al PSOE y al PP". El eurodiputado se ha expresado así después de que el coordinador federal de IU, Cayo Lara, afirmase el martes que Podemos es "un actor más" en el proceso de "convergencia" que quiere su partido, y que pactar o no con ellos no dependerá de quién sea el líder de IU.

REUNIR A DIRIGENTES EN UN DESPACHO YA NO SIRVE

Para Iglesias, Podemos ha conseguido poner en marcha "fórmulas de empoderamiento" que pueden generar una "mayoría social" y a su lado "las fórmulas viejas" de "reuniones de dirigentes en despacho ya no sirven, aunque tengan la mejor intención".

Por eso, lo que quieren promover es "una cosa nueva", un proceso que permita el "protagonismo ciudadano", y una vez que se abran esos procesos en ellos "cabe mucha gente".

En esa línea, ha avisado de que la Asamblea Ciudadana no pretende sólo convertir a Podemos en un partido y dotarlo de un portavoz --"seríamos muy torpes y muy miopes", ha dicho--. Su objetivo, ha precisado, es estar a la altura de un "desafío histórico", y salir "con musculatura suficiente para responder a la posibilidad de cambio político que se está abriendo y del que parece que Podemos va a formar parte".

En ese punto, se ha mostrado dispuesto a ser el líder: "Si los compañeros estiman que me toca asumir una responsabilidad de dirección lo asumiré". Con todo, también ha añadido que si sus posiciones quedasen en minoría en la organización lo asumiría y dejaría paso a otros.

"PABLO IGLESIAS NO ES CONDICIÓN INDISPENSABLE PARA PODEMOS"

En su opinión, es evidente que en su primera etapa Podemos ha estado muy vinculado a su "presencia mediática" pero cree que ese capítulo ha terminado y ahora ve a "muchos compañeros con capacidad de sacar el proceso adelante". Así, ha asegurado que él estará donde le pongan sus compañeros, aunque "Pablo Iglesias no es ni mucho menos condición indispensable para que exista Podemos".

Por otro lado, ha asegurado que tras su Asamblea Ciudadana Podemos seguirá teniendo fórmulas de participación muy amplias, más que ningún otro partido, pero que ello será compatible con tener una dirección que pueda ser "eficaz y ejecutiva" cuando sea necesario. Según sus cifras, Podemos tiene ya más de 120.000 afiliados y 5.000 asistentes confirmados a su asamblea.

CAÑETE, COMO EL LOBO CUIDANDO DE LAS OVEJAS

Por último, ha criticado que el exministro español Miguel Arias Cañete vaya a ser comisario europeo de Energía, cuando ha tenido intereses en petroleras. En su opinión, "es como poner a los lobos al cuidado de las ovejas" cuando "todo el mundo tiene claro que hay que apostar por las energías renovables y verdes".

"Creo que eso lo entiende cualquier personas independientemente de sus valores, de si es de derechas o de izquierdas, pero parece que estamos gobernados por hombres de negocios", ha lamentado.

Para leer más