Actualizado 15/06/2007 21:17 CET

Interior establecerá mañana un dispositivo similar al de elecciones para garantizar la normalidad en los Ayuntamientos

Arrecian las amenazas y presiones a ediles electos por parte de la izquierda abertzale para que no se ocupen los escaños

BILBAO, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Departamento vasco de Interior establecerá mañana un dispositivo similar al desplegado en la jornada electoral con el objetivo de garantizar la normalidad en la constitucion de los Ayuntamientos vascos. Los agentes estarán muy atentos a los actos de protesta que ya ha anunciado la izquierda abertzale con el objetivo de reclamar los escaños que cree que le corresponde y a "posibles amenazas" a los electos.

Fuentes del Departamento que dirige Javier Balza afirmaron a Europa Press que la Ertzaintza desplegará "todos sus recursos disponibles" y lo hará en colaboración con las Policías locales.

ANV ha convocado para mañana concentraciones en todos los municipios con el objetivo de denunciar que cargos electos de otros partidos pretenden "usurpar" los escaños que, en su opinión, les corresponden en los lugares en los su lista ha sido ilegalizada.

Todos los cargos de esta formación acudirán mañana a todos los Consistorios donde entregarán la propuesta de la izquierda abertzale "a favor un marco democrático" y para reclamar que "se respete la voluntad popular".

ARRECIAN LAS AMENAZAS

En los últimos días, la izquierda abertzale ha seguido reclamando a las diferentes formaciones que "respeten" los escaños logrados por ANV en los municipios en los que sus listas fueron ilegalizadas, en base a los votos nulos que se atribuyen.

La "presión" ejercida en diferentes pueblos se ha incrementado hasta hacerse "insostenible" y rayar "las prácticas mafiosas", según informaron fuentes de las formaciones afectadas a Europa Press. Las amenazas para que no se ocupen los cargos se han realizado bien de forma personal, a través de la entrega de cartas, e incluso con carteles o pintadas insultantes.

Durante la última semana, se han colocado en cada uno de los portales de estos pueblos carteles en los que las listas de ANV fueron anuladas, con datos sobre las concejalías que corresponderían a cada formación que se ha presentado, contando con los que se atribuye la formación abertzale. En ellos especifican qué concejales deben cederles los escaños.

"¿Respetaran los votos emitidos por la ciudadanía o se valdrán de la Ley de Partidos para apropiarse de los concejales que le corresponden a ANV? Hay fórmulas legales para hacerlo posible, sólo hace falta voluntad", señalan los pasquines.

Las formaciones vascas temen "los incidentes" que se puedan producir mañana, durante la constitución de los ayuntamientos, después de que Batasuna haya advertido, en varias ocasiones, que no tolerarán que nadie "usurpe" durante otros cuatro años cargos de la izquierda abertzale.

Por su parte, ANV ya ha advertido de que se pretende cometer "un robo a mano armada" al pretender otros partidos ocupar los escaños que, a su entender, le corresponden en base a los votos nulos. De esta forma, anunció que sus ediles "no reconocidos legalmente" estarán presentes en los plenos de mañana para tomar posesión de sus cargos.

Asimismo, recordó que, "en este robo, va a participar la mayoría de las fuerzas políticas" y que el PNV "se va a hacer con la parte mayoritaria del botín". Por ello, reiteró su llamamiento para que, "en un ejercicio de responsabilidad, respeten la voluntad popular".

En esta línea, subrayó que evitar "el robo de cargos es posible" y que existe una solución "perfectamente legal en el artículo 182.2 de la LOREG" para impedirlo. "Señores del PNV, del PSE-EE, del PP, de EB/Aralar y de EA, no tenéis ninguna excusa para que, haciendo caso de las legalidades vigentes, podáis respetar la voluntad popular expresada en las urnas", emplazó.

"COACCION MAS FUERTE"

Concejales de diversas formaciones pretendían desistir de acceder a sus cargos en lugares que han sido feudos de la izquierda abertzale y en los que "la coacción" es más fuerte, como es el caso, sobre todo, de algunos municipios vizcaínos y guipuzcoanos.

En Ondarroa (Bizkaia), donde los votos nulos superaron los de la lista más votada, la del PNV, los electos jeltzales pensaron en no acceder a sus cargos. No obstante, la dirección del partido ha dado intrucciones en las que se exige que no renuncien a sus concejalías.

En algunos pueblos, las Ejecutivas de las formaciones políticas no podrán evitar que sus electos no accedan a sus cargos, ante la posibilidad de que, en la próxima legislatura, "se les haga la vida imposible" y no puedan andar "con normalidad" por las calles de sus municipios, según señalaron las mismas fuentes.

Este tipo de situaciones ya se produjeron en bastantes localidades vascas después de las elecciones municipales y forales de 2003, en las que se anularon las plataformas abertzales. En ciertos municipios no llegaron a celebrarse plenos y en otros se realizaban "de forma clandestina" para que no fueran "boicoteados".