Interior presentará "en un próximo Consejo de Ministros" su plan de lucha contra la radicalización violenta

Publicado 15/01/2015 12:30:56CET
EUROPA PRESS

Fernández Díaz no ve riesgo inminente pero avisa de que hay que "convivir con cierto nivel de riesgo porque la alternativa es el Gran Hermano"

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha avanzado este jueves que presentará "en un próximo Consejo de Ministros" el plan de lucha contra la radicalización violenta en el que su departamento lleva dos años trabajando y que está "casi culminado".

En una entrevista en 'Los Desayunos de RNE' recogida por Europa Press, el ministro ha explicado que el plan pretende "una estrategia integral para romper la cadena de transmisión de la doctrina yihadista" y contribuir a "crear una contranarrativa", con la participación de todos los actores competentes.

De hecho, ha explicado que el plan se ha elaborado en colaboración con otros Ministerios, administraciones autonómicas y locales, porque afecta a competencias relativas a servicios sociales y educación. Además de con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ha precisado que Interior ha negociado con organismos públicos y privados y con la Unión de Comunidades Musulmanas.

Por otro lado, Fernández Díaz ha defendido las reformas del Código Penal que el Gobierno negociará con el PSOE y ha argumentado que en otros pactos antiterroristas, y en particular en el de 2000, lo habitual es que primero negocien los dos grandes partidos, porque "es imposible" hacerlo "a la vez con siete u ocho", y "cuando hay una base suficiente de negociación" se ofrece al resto de fuerzas para que se sumen y hagan aportaciones.

NO HABRÁ "ZONAS DE PENUMBRA"

El ministro ha defendido que se penalice el "consumo habitual" de páginas web yihadistas, igual que es delito hacerlo con páginas de pornografía infantil. En todo caso, ha dejado claro que en la negociación se tipificarán bien todas las conductas porque cuando se habla de delitos tan graves no puede haber "zonas de penumbra".

Según ha dicho, en España no hay "riesgo inminente" ni "base para la alarma", pero ha recordado que los servicios de seguridad han elevado el nivel de alerta y ha hecho hincapié en que "el riesgo cero no existe".

"Hemos de ser conscientes de que tenemos que ser capaces de convivir con un cierto nivel de riesgo, porque la alternativa sería el 'Gran Hermano', que no sé si sería eficaz pero sacrificaría en el altar de la seguridad nuestras libertades", ha avisado.

Preguntado si la libertad de expresión debe tener límites, tras el atentado contra 'Charlie Hebdo' y la censura que el nuevo número ha sufrido en países musulmanes, el ministro ha respondido que esta libertad es "la esencia de la democracia", pero que "ninguna libertad es absoluta".

Eso sí, ha dejado claro que él es partidario de la "autorregulación", que cree que en España ha funcionado bien en otros ámbitos donde tampoco hay leyes que los regulen, como es el caso de las huelgas. En su opinión, un límite a la libertad de expresión es el derecho al honor, pero para encontrar el equilibrio entre ellos "está el Código Penal, jamás el terrorismo, eso está fuera de discusión".

Por último, el ministro ha tenido palabras de elogio para la colaboración con Marruecos, que ha calificado de "magnífica" y ha recalcado que es necesaria para la luchar contra el terrorismo internacional, la inmigración irregular y el narcotráfico.

De hecho, ha llamado a cuidar la relación con el vecino del sur. "Nos hemos de respetar desde la diferencia, actuar, no por estar condenados a entendernos, sino para que pasemos de ser sólo vecinos a amigos, socios y aliados", ha resumido.

Para leer más