Italia no proporcionará a la juez una lista de pilotos que participaron en los bombardeos de Barcelona

Publicado 03/05/2015 12:18:06CET

Un piloto de 101 años que formaba parte de la Aviación legionaria niega su participación

BARCELONA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Estado italiano no proporcionará a la titular del Juzgado de Instrucción 28 de Barcelona una lista de los miembros de la Aviación legionaria del Ejército italiano que participaron en los bombardeos de Barcelona durante la Guerra Civil.

Así ha respondido la Corte di Appelo di Roma a la comisión rogatoria enviada por el Juzgado barcelonés que investiga a la aviación italiana por los bombardeos en Barcelona en el periodo 1936-39, asegurando que no se puede remitir esta lista porque los archivos del Ministerio de Defensa no tienen "modo de actualización", según la respuesta a la que ha tenido acceso Europa Press.

Solamente se ha identificado vivo al entonces piloto Luigi Gnecchi, de 101 años y residente en Lecco, que formaba parte de la Aviación legionaria pero que, en los archivos, no consta si pudo participar en los bombardeos.

El piloto fue interrogado en presencia de su abogado, dentro de este procedimiento por crímenes de guerra, por los Carabinieri el 23 de enero de 2015, según el escrito de declaración al que ha tenido acceso Europa Press.

En el interrogatorio explicó que formó parte de la Aviación italiana entre 1935 y 1950, que siempre fue piloto y que fue enviado a España en 1937 y 1938, aunque se limitó a realizar vuelos "de reconocimiento del territorio y comunicaciones con el mando".

Así, aseguró que ni él ni su escuadrón participaron nunca en bombardeos en la ciudad de Barcelona y que, de hecho, nunca sobrevoló la ciudad de Barcelona.

Uno de los abogados que presentó la querella por crímenes de guerra por los bombardeos italianos sobre la ciudad de Barcelona, Newton Bozzi, ha lamentado en declaraciones a Europa Press que esta respuesta a la comisión rogatoria del Estado italiano denota "una falta de colaboración encubierta" en aclarar lo ocurrido, ya que no aporta ninguna información nueva.

Asimismo, Bozzi, que presentó la querella junto al abogado Jaume Asens, ha asegurado que "Italia no quiere asumir su responsabilidad en los crímenes del fascismo".

Ha vaticinado que, tras esta respuesta a la comisión rogatoria, Italia no facilitará más información, y ha explicado que están pendientes que la juez de Barcelona acorde una pericial para que un historiador experto analice los archivos de la aviación italiana.

DENUNCIA DE 2012

La Asociación AltraItalia, que reúne a los italianos antifascistas que viven en Barcelona, presentó en junio de 2012 una denuncia en los juzgados de Barcelona contra los mandos de la aviación del Ejército italiano por los bombardeos de 1937 y 1938 contra la población civil catalana en la que murieron cerca de 5.000 personas, que el juzgado 28 desestimó pero que la Audiencia de Barcelona le ordenó reabrir.

La asociación sustentó su denuncia en que la intervención de las tropas italianas y armadas enviadas por Mussolini fueron decisivas para el triunfo del golpe de estado militar de Franco contra un Gobierno democráticamente elegido.

Según el escrito, del 13 de febrero de 1937 al 29 de enero de 1939 la aviación bombardeó 143 poblaciones causando un mínimo de 4.736 muertos "en el marco de un intervención militar extranjera ilegal, sin que mediara ninguna declaración de guerra por parte de los dos estados implicados".

"Sólo en la ciudad de Barcelona fueron lanzados un millón de kilos en bombas quedando afectados 1.808 edificios", prosigue, explicando la acción de la escuadra formada por 6.000 combatientes y 759 aviones.