IU critica que la cartera de Economía sea para "el hombre de Lehman Brothers"

Actualizado 22/12/2011 23:43:24 CET

MADRID, 22 Dic. (OTR/PRESS) -

Un día después de que Mariano Rajoy hiciera públicos los nombres de sus nuevos ministros, los líderes de la oposición han dado sus opiniones sobre el nuevo gabinete. El más radical ha sido el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, para quien el nuevo responsable de Economía, Luis de Guindos, es "el caballo de Troya de los mercados". Su paso por Lehman Brothers -en quiebra desde 2008- es el principal escollo con el que se ha encontrado el nuevo ministro. Incluso la prensa internacional se ha hecho eco de su pasado en el banco de inversión.

En una rueda de prensa en la Cámara baja, el líder de IU ha tirado de ironía para explicar su punto de vista sobre el nuevo Ejecutivo. A su juicio, la CEOE ha sido agraciada con 'el Gordo' tras conocer que al frente de Economía estará "un radical" y "neoliberal" como Luis de Guindos. "A los trabajadores sólo les ha quedado la pedrea", ha dicho.

Asimismo, Lara ha destacado la experiencia del nuevo ministro como presidente de Lehman Brothers en España, cargo que ejerció hasta el año 2006, cuando el banco de inversión quebró y desencadenó la mayor crisis económica de los últimos tiempos.

La trayectoria profesional de De Guindos tampoco ha sido obviada por el principal partido de la oposición. Ya el miércoles, el secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, deseó al nuevo ministro "más suerte" que la que tuvo en su anterior responsabilidad. Un día después, el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, dijo estar "sorprendido" por "la presencia del hombre de Lehman Brothers" en el Gobierno.

El asunto traspasaba fronteras y aparecía en varios medios internacionales, como el 'Financial Times', que titulaba: "Un ex jefe de Lehman para gobernar la economía española". Con frases similares abrían medios como BBC.com o Bloomberg, para añadir, en el cuerpo de las noticias, la gran responsabilidad que tendrá que asumir en este momento de gran inestabilidad financiera.

EL RESTO, TAMBIÉN EN EL PUNTO DE MIRA

Los otros protagonistas del día han sido los que, junto a De Guindos, tendrán que hacer frente a la grave situación económica de España: Fátima Báñez, como responsable de Empleo, y Cristobal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

Sobre Fátima Báñez han hablado los dos principales líderes sindicales, el de UGT, Cándido Méndez, y el de CC.OO, Ignacio Fernández Toxo. Ambos se pusieron en contacto con la nueva ministra el miércoles, tras su elección, y han coincidido en el valorar su carácter "dialogante". "Capacidades tiene", ha dicho Toxo. "Ahora se trata de que las políticas que despliegue se compadezcan con las necesidades".

En el caso de Montoro, su nombre ha aparecido en numerosos medios internacionales, en los que se ha destacado "su experiencia en presupuestos" y la difícil tarea que tendrá que llevar a cabo. En este sentido, Cayo Lara advertía el jueves del "ajuste duro" que aplicará sobre las administraciones públicas para reducir la deuda que soportan.

Una deuda que, en el caso de la Comunidad de Madrid, es de casi 7.000 millones de euros. Tras recordar este dato, Lara ha reprochado a Alberto Ruíz Gallardón dejar el Ayuntamiento "faltando a la palabra" dada a los madrileños tras las elecciones locales y dejando atrás "la deuda más alta de España". "Eso no es justo, y le ponen en Justicia", se ha quejado.

Sobre el ya ex alcalde de Madrid también ha hablado Tomás Gómez, quien ha dicho que Gallardón "llevaba tiempo diciendo que a él eso de justicia se le quedaba pequeño, que quería otra responsabilidad en el Gobierno".

El líder de los socialistas madrileños también ha tenido críticas para la presidenta de la Comunidad: "Gallardón no sé qué tal habrá dormido, pero estoy seguro de que la señora Aguirre, que es la enemiga, la adversaria, se ha llevado un tremendo disgusto con que al señor Gallardón le hayan nombrado ministro de Justicia", decía.

Otro de los ministros que ha recibido algunas críticas por su pasado ha sido el de Defensa, Pedro Morenés que, tras su paso por la política recaló en una empresa de armamento desde la que ahora regresa al Ejecutivo.

"Viene de una empresa peligrosa que fabrica instrumentos para la guerra", destacaba Lara, convencido de que aumentará la dependencia con Estados Unidos a través, por ejemplo, del denominado escudo antimisiles.

Pese a estas críticas, Lara ha afirmado que juzgará al nuevo gabinete "por sus políticas" y las medidas concretas que adopte. En este sentido, el líder de IU ha aprovechado su comparecencia para hacer algunas peticiones a los nuevos ministros.

En concreto, el líder de IU ha solicitado al responsable de Interior, Jorge Fernández Díaz, que no ponga "chinas" para el final definitivo de ETA y que "no caiga en la tentación de convertirse en el ministro de Gobernación" cuando arrecien las supuestas movilizaciones por los recortes que, según augura, aplicará el nuevo gabinete.

Para Margallo, responsable de Exteriores, también ha tenido una reivindicación: que defienda la autodeterminación del Sáhara y la creación del Estado Palestino.

UN GOBIERNO "MUY DE RAJOY"

La mayoría de los grupos políticos coinciden en afirmar que el nuevo gabinete creado por Mariano Rajoy es "muy de su estilo", al estar formado por personas de su absoluta confianza.

Así lo ha indicado el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, quien ha calificado a los nuevos ministros de "los fieles escuderos" del presidente. Aún así, el nacionalista se ha mostrado a favor de dejar al nuevo gabinete "un margen temporal" para ver cuáles van a ser sus políticas.

"A Montoro le conocemos todos por la relación parlamentaria que mantenemos con él, pero porque también fue ministro de Hacienda en tiempos de Aznar. Pero las mismas personas en entornos diferentes pueden tener conductas distintas, por lo que vamos a esperar a que trabajen y tiempo habrá para evaluar su labor", decía.

En la misma línea se situaba el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, quien manifestaba este jueves que el nuevo Ejecutivo es "un Gobierno absolutamente Rajoy (...) Rajoy por arriba, Rajoy por abajo". Que eso sea bueno o malo, "lo veremos". "Le concedo el que vaya poco a poco tratando de indicarnos el camino, que ahora no lo conozco", afirmó.

Para Griñán, no obstante, sí hay cosas positivas en el nuevo Gobierno, como el hecho de que se hayan unido Hacienda y Administraciones Públicas y Economía y Competitividad. "Esa es una apuesta que hicimos aquí y creo que da buen rendimiento", aseguró.