Actualizado 14/01/2009 19:57 CET

Jueces.-Los líderes sindicales de la huelga de funcionarios de 2008 apoyan el derecho de magistrados a realizar paros

CSI-CSIF tilda la propuesta de "sensacional", STAJ cree "no hay otra salida", y CC.OO critica que Bermejo eche "más leña al fuego"

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de los sindicatos de funcionarios judiciales que encabezaron la huelga de ese sector contra el Ministerio de Justicia durante el primer trimestre de 2008 apoyan y comprenden las reivindicaciones de los jueces y entienden que tienen derecho a acudir a la huelga.

El portavoz de CC.OO., Javier Hernández, indicó que la Ley dice que no hay ninguna norma que les impida este extremo. En ese sentido recordó que "el único impedimento que tienen es el de libre sindicación" y que las cuestiones relativas a la huelga recogidas en la ley "son de 1977, es decir, anteriores al periodo democrático y constitucional". "Como poder judicial no podrían hacer huelga pero como trabajadores individuales sí", zanjó en declaraciones a Europa Press.

"Claro que los jueces en algunas de sus reivindicaciones tienen razón como las que se refieren a la defensa del servicio público, la denuncia de falta de medios, la falta de jueces, que las plantillas de refuerzo se conviertan en plantillas reales, la mala regulación de las guardias, en definitiva, todo eso que se ve sólo con acudir a los juzgados", aseguró Hernández, quien insistió en que "todas esas reivindicaciones son verídicas y todos los cuerpos de la Justicia deberían defender la mejora del servicio público".

"Estamos por la labor de mostrar al poder político que la Justicia no va bien encaminada", insistió, al tiempo que criticó la gestión del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. "Se equivoca nuevamente al echar más leña al fuego, el poder tiene que sentarse acercar posiciones", dijo.

Estos sindicatos llevaron a cabo una huelga en todo el ámbito no transferido de la Administración de Justicia desde el 4 de febrero al 7 de abril de 2008 para exigir al Departamento de Mariano Fernández Bermejo mejoras salariales. Los más de dos meses de paros obligaron a suspender más de 160.000 actos judiciales.

"TODO EL MUNDO TIENE DERECHO".

Por su parte, desde UGT, Maite Periañez recordó que "son los propios jueces los que no se ponen de acuerdo acerca de su derecho de huelga", pero manifestó su opinión de que, "como personas individuales, todo el mundo tiene derecho de huelga".

El problema de la Justicia no radica del funcionario de a pie y se necesita una reestructuración del sistema de trabajo y eso incluye a jueces y secretarios. En relación a los seis meses planteados por las asociaciones judiciales al Ministerio para evaluar su compromiso en la modernización de la Justicia antes de acudir definitiva a una huelga --medida sin precedentes en el sector judicial-- Periañez indicó que es un tiempo suficiente para que se puedan estudiar las bases de una reforma.

Desde la STAJ (Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia), Alberto García, aseguró comprender la posición de los jueces. "Entendemos y apoyamos totalmente las reivindicaciones de los jueces, son las mismas que nosotros venimos reivindicando desde comienzos de 2008".

"LA ÚNICA SOLUCIÓN"

"La única solución pasa por lo que están haciendo los jueces, es la única forma que hay de solucionar la situación ya que hasta ahora se han buscado mil fórmulas de diálogo", expresó García, quien recordó las negociaciones con el Ministerio durante la huelga de funcionarios y las calificó como "un auténtico desastre".

En relación al derecho de los jueces a acudir a la huelga, admitió que "es un debate complejo" ya que la ley no recoge ningún precepto que prohíba o permita expresamente esta medida de presión en el sector judicial.

"Hay opiniones de todo tipo, los jueces son jueces y ellos saben si pueden o no pueden, nosotros entendemos que la situación a la que hemos llegado no les deja otra salida, entendemos que deberían poder hacer huelga", concluyó. Desde CSI-CSIF, su portavoz, Juan Antonio Martín, fue más contundente. "Entendemos y apoyamos a los jueces indudablemente y nos parece sensacional y extraordinario que convoquen la posible huelga para que atiendan sus reivindicaciones, hay que recordar que nosotros pedimos ayuda a los jueces en su momento y estos no se manifestaron como ahora cosa que nos satisface enormemente, que pongan al Ejecutivo en su sitio, por primera vez se han mojado", expresó.